Lenguaje

Palabras que no palabros dignas de estar en la RAE

  • Existen muchos términos de uso cotidiano que aún no están incluidos en el diccionario de referencia, tales como 'youtuber', instagramer' o 'pelazo', ¿se incluirán en breve?

El uso cotidiano de palabras puede hacer que se instauren términos como 'influencer'. El uso cotidiano de palabras puede hacer que se instauren términos como 'influencer'.

El uso cotidiano de palabras puede hacer que se instauren términos como 'influencer'. / M. G.

¿Cuántas veces hemos corregido a nuestra abuela cuando le hemos preguntado qué había para almorzar y nos han respondido a boca llena: "Almóndigas"? Con un claro, "albóndigas, abuela, no almóndigas", nos pensábamos portadores de una verdad absoluta, impepinable. Pero nada más lejos de la realidad, los tiempos cambian y, el lenguaje forma parte de esa evolución, no siempre afortunada en sus criterios para avanzar. Así que, la Real Academia de la Lengua Española, por su numeroso y común uso entre abuelas y nietos adiestrados en el almóndiguismo, aceptó hace unos meses este término como correcto. La polémica se desató entre académicos, expertos del lenguaje de los hispanohablantes y entre los ciudadanos de a pie que vieron como en los últimos años también se han dado como válidos otros términos como iros en lugar de idos, amigovio, palabro, culamen, pompis, otubre, arremangarse, albericoque, toballa, bluyín o güisqui, entre otros muchos.

Ahora bien, tras la tormenta llega la calma y el boca a boca sigue otorgando vida a nuevas palabras, la mayoría procedente del inglés, que se toman por norma como propias. Su uso cotidiano las hacen merecedoras de entrar en el diccionario de la RAE, pero todo a su justo tiempo.

Bloguero, cliquear o clicar ya se instalaron en el DRAE hace años, aunque es mucha la terminología nacida de los nuevos tiempos, asimilada por todos, que no pertenecen al insigne diccionario.

El inglés como modelo

Instagramer, youtuber o influencer son algunas de las palabras, y en muchos casos, nuevas fórmulas de trabajo que las redes sociales han promovido y que, además, ni tienen traducción al español, al igual que hashtag. Una buena opción sería incluirlas.

Fake news o community manager sí puden traducirse al español, pero su uso es fundamentalmente en la lengua anglosajona, por lo que, ¿quién sabe si la RAE los contemplará en breve?

A tener en cuenta por los académicos

La agencia Evercom Life se ha encargado de recopilar algunas de estas palabras que están cobrando una especial importancia en el diálogo cotidiano. Entre ellas, se encuentran:

Ambientazo: hace referencia a las características de un lugar que, por su decoración, el contexto y las personas que lo frecuentan, se convierte en imprescindible. 

Pelazo: ya que hablamos de palabras con sufijos aumentativos, no podemos olvidar éste. La Vecina Rubia ya ha recogido firmas para que la RAE pueda incluirlo, ya que es un elemento más de estilo personal y un término que usan desde anuncios de champú hasta artículos periodísticos y por supuesto, influencers

Fit: estar en forma o en la justa medida de algo. 

Poliamor: llevada a cabo o no, esta práctica enemiga de la monogamia implica mantener relaciones íntimas o amorosas con más de una persona de manera simultánea, y, aunque no lo crea, todavía no aparece en la RAE. 

WowTrip: este anglicismo que nace de la unión del término Wow y de la palabra viaje en inglés se ha popularizado como sinónimo de viaje sorpresa.  Una nueva dinámica en la que el viajero no sabe cuál será su destino hasta que está en el aeropuerto y que cada vez se practica de forma más habitual. 

Flexivegano: hay personas que llevan una dieta vegetariana, otras vegana, orgánica, mediterránea… Todas están incorporadas a la RAE. Pero hay una variación en la vegana con un espectro más amplio, que orienta la alimentación a vegetales y frutas limitando el consumo de proteínas animales. Eso es el flexiveganismo… 

Sororidad: esta bonita palabra, por lo menos en cuanto a su sonoridad, hace referencia a la solidaridad y concordia entre mujeres. Un movimiento cada vez más conocido y reconocido en una sociedad que lucha por la igualdad.

Casoplón: existe mansión, caserón o casona. Pero este término que se materializa en inmuebles lujosos, grandes y en zonas privilegiadas de ciudades no tiene su registro, al menos, todavía…

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios