Vivir

Un detector de micromachismos

  • Guía didáctica dirigida a los centros de Secundaria con el fin de prevenir la violencia contra las mujeres

Lourdes Pastor (Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres) y Eva Salazar (Instituto Andaluz de la Mujer) portan la guía. Lourdes Pastor (Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres) y Eva Salazar (Instituto Andaluz de la Mujer) portan la guía.

Lourdes Pastor (Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres) y Eva Salazar (Instituto Andaluz de la Mujer) portan la guía. / josé andrés rodríguez toscano

Comentarios 4

El término micromachismo fue acuñado en 1991 por el psiquiatra y psicoterapeuta Luis Bonino. Según Bonino, se trata de comportamientos sexistas que están asentados en la vieja y aún no totalmente deslegitimada "autoridad" sobre las mujeres que, aunque no lo confiesen, la mayoría de los varones se siguen autoadjudicando. Comportamientos de control y dominio de "baja intensidad" naturalizados, que ejecutan impunemente, con o sin conciencia de ello. El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha puesto en marcha la iniciativa El machismo que no te pega, una guía didáctica impulsada a través de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres con el fin de promover en la juventud la detección de los micromachismos o comportamientos sexistas invisibles que pasan desapercibidos en la sociedad y que contribuyen a reproducir la desigualdad de género y la violencia machista.

La iniciativa, que se desarrollará en todas las provincias a través de la difusión de 3.000 ejemplares en papel en Institutos de Educación Secundaria, va dirigida a toda la comunidad educativa de Secundaria, y especialmente al alumnado de 12 a 16 años. La guía va acompañada de talleres provinciales en los institutos y de dinamización en redes sociales, y tiene un público objetivo de más de 680.000 jóvenes.

Portada de la publicación 'El machismo que no te pega'. Portada de la publicación 'El machismo que no te pega'.

Portada de la publicación 'El machismo que no te pega'.

Con un lenguaje ameno y cercano a la juventud, esta herramienta didáctica describe como micromachismos aquellos comportamientos sexistas asentados en la sociedad que llevan a cabo los hombres, muchas veces inconscientemente, que pasan desapercibidos y se naturalizan, y que acaban limitando la autoestima y la libertad de las mujeres. Entre ellos, la guía ahonda en el modelo de belleza que la moda y la publicidad imponen sobre las mujeres, así como en el papel de la mujer como objeto sexual al alcance de los hombres. Estrechamente vinculado a ello, el texto también advierte de cómo en las agresiones sexuales se responsabiliza a la víctima en función de su forma de vestir, sus horarios o sus hábitos, justificando así que un hombre atente contra su libertad sexual y su cuerpo.

El lenguaje sexista es señalado en la guía como otro de los micromachismos más arraigados, explicando la importancia de ello, ya que "se piensa como se habla", y recordando que las lenguas evolucionan y se adaptan a los nuevos tiempos. La elección de los juegos y juguetes con los que niños y niñas aprenden a socializarse; la reproducción en la literatura, el cine y la música de la idea de amor romántico como sinónimo de dependencia y sumisión; las letras musicales machistas o la desigualdad salarial y mediática en el deporte son otros de los micromachismos detallados.

Iniciativa impulsada por la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres

Junto a ello, se destaca el control de la intimidad (claves en redes, fotos, etcétera) por parte de la pareja como supuesta prueba de amor, al tiempo que se incide también que es machismo la falta de participación equilibrada de los varones en el trabajo del hogar y del cuidado de las personas. Casi el 70% de las horas dedicadas a trabajo doméstico las realizan mujeres: las españolas dedican 2,5 horas más que los varones a estas labores. Sólo dos de cada diez hombres comparten de forma equitativa las tareas de limpiar y cocinar. Por otra parte, según datos del Instituto de la Mujer, en el año 2016 se acogieron a la reducción de jornada por cuidados de niños o de personas adultas enfermas. 261.400 personas en España. De ellas, el 95,3% fueron mujeres (249.200) y el 4,7% restante varones (12.200).

La guía, que podrá ser utilizada en las aulas por el profesorado, también se entregará en las Ampa de los institutos, con el fin de llegar a las familias del alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios