teatros romanos de andalucía

El emperador bajo los astros

  • La compañía teatral Panicomedia estrena hoy a las 22:30 en Itálica la obra 'Trajano, memento mori', una tragicomedia sobre la vida del primer César de origen hispano

El delegado de Cultura José Manuel Girela, la actriz Rocío Galán y el dramaturgo y actor Moncho Sánchez-Diezma durante la presentación. El delegado de Cultura José Manuel Girela, la actriz Rocío Galán y el dramaturgo y actor Moncho Sánchez-Diezma durante la presentación.

El delegado de Cultura José Manuel Girela, la actriz Rocío Galán y el dramaturgo y actor Moncho Sánchez-Diezma durante la presentación. / M. G.

La historia está llena de sorpresas. Y, aunque no siempre se aprenda de ella, conviene tener presente la máxima que reza que aquel que no la conoce está obligado a repetirla. Recuperar las raíces romanas e invitar a reflexionar, además, desde la comedia es el objetivo de la compañía Panicomedia Teatro, que estrena esta noche en el Teatro Romano de Itálica una pieza clásica, titulada Trajano, memento mori, inspirada en la vida de Trajano. La obra, estreno absoluto, se presentó ayer en el Teatro Central y se puede ver hasta el sábado, a las 22:30, en el yacimiento arqueológico de Santiponce.

El argumento parte del mito de la fundación de Roma para recorrer la trayectoria del primer emperador hispano, desde sus dificultades para acceder al poder a sus relaciones, lealtades y traiciones. En esta ocasión, además, se conmemora el 1.900 aniversario de su muerte. "Como sevillanos, debemos poner en valor la figura de este emperador que fue muy importante para Europa", señaló el delegado de Cultura, José Manuel Girela.

La obra busca incitar a la reflexión y reflejar problemáticas actuales desde la comedia

El dramaturgo y actor Moncho Sánchez-Diezma, autor de la pieza, ha dedicado muchas horas al estudio sobre la figura de Trajano, de quien se conoce poco. Todos los manuales de historia, explicó, "coinciden en que fue un emperador que elevó a Roma a su máxima expresión a pesar de no haber nacido en la capital del Imperio". Sánchez Diezma destacó también del emperador una faceta política muy humanitaria y beligerante contra la corrupción.

En el arranque de la obra, dos esclavos, originarios de Britania y Dacia, se juegan a suertes quién colocará sobre el emperador Domiciano la corona de laurel. Domiciano fue el predecesor del emperador Nerva, quien adoptó a Trajano permitiendo así que se pusiera al frente del Imperio.

El título de la pieza procede de una costumbre arraigada en Roma, según la cual los esclavos debían sostener una corona de laurel sobre la cabeza del César aclamado en público; mientras tanto, le susurraban al oído la locución latina Memento mori (Recuerda que vas a morir)para templar el ánimo de los líderes.

Mediante los diálogos cómicos entre los esclavos, el dramaturgo pretende despertar la reflexión del auditorio y plasmar la problemática de la inmigración extrapolada a la situación actual, "que continúa siendo la misma". El resultado es una mezcla de elementos históricos con tintes de reflexión y algo de crítica social. "Concebimos el ascenso social como una forma de éxito cuando en el fondo necesitamos modelos que nos ayuden a descender para volvernos humildes y no tanto en fomentar el éxito individualista. Hace falta crear un sentimiento de colectividad", apuntó el actor Joserra Leza.

La pieza sustenta la trama en cuatro actores que dan vida a distintos personajes a lo largo de la obra: Moncho Sánchez-Diezma, Joserra Leza, José Carlos Pérez y Rocío Galán, que completa el elenco representando el papel de esclava y de esposa de los emperadores Domiciano y Trajano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios