Cine en la red | La cartelera en casa DocsBarcelona: Miradas inquietas

  • Hasta el próximo 31 de mayo pueden verse en Filmin los 36 documentales de la 23ª edición de DocsBarcelona, el festival de cine de no-ficción que, circunstancialmente, se celebra este año en modalidad on line.  

Desde el pasado martes 19 hasta el próximo domingo 31 de mayo se celebra en Filmin la 23ª edición del festival de cine documental DocsBarcelona, en el que es ya el segundo festival de cine nacional que se pasa a la modalidad online en tiempos de pandemia después del D’A, cuyos resultados de audiencia y repercusión en prensa apuntan a cifras de éxito según sus organizadores. Un abono de 25 euros da acceso a sus 36 documentales y, como en el caso del D’A, también a tres meses de suscripción gratuita a Filmin. 

Ya sea circunstancial o campo de pruebas hacia una posible (y rentable) modalidad mixta para los festivales del futuro, el DocsBarcelona llega con una suculenta programación de títulos que, recogiendo el eslogan que lo acompaña, plantean miradas inquietas a lo real desde distintos rincones del planeta y bajo distintos formatos dentro del amplio espectro de la no-ficción contemporánea.

La sección Panorama, a priori la más atractiva, agrupa una selección de documentales recientes que han pasado ya con éxito por algunos festivales internacionales. La inaugura Carta desde Masanjia, una película sobre los campos de prisioneros chinos que combina imagen real y animación para “hacer públicas las atrocidades en China y, mediante sus esfuerzos, cambiar el curso de la historia”.

La danesa Winter journey borra los límites entre documental y ficción a través de las pesquisas de un director, interpretado por Bruno Ganz en uno de sus últimos papeles, en su investigación por Estados Unidos para revelar siniestras conexiones entre el presente y la Alemania nazi. También danesa es Songs of repression, que descubre el macabro pasado de un asentamiento turístico alemán en Chile.

Destaca la presencia del controvertido artista multidisciplinar chino Ai Weiwei, cuyos últimos documentales han salido de su país para denunciar injusticias globales. En Vivos viaja a México para intentar esclarecer las confusas circunstancias que rodearon el asesinato de 6 personas y el secuestro de 43 estudiantes en la ciudad de Iguala y en las que, a pesar de la versión oficial, se vieron envueltas las fuerzas del orden público local. Desde el otro extremo del planeta, Rising from the tsunami observa las consecuencias del maremoto de 2011 en Japón mientras en la ciudad de Tohoku se construye un enorme espigón de hormigón de 400 km. que bloqueará por completo el acceso del mar a los pueblos de la costa.   

Entre los nombres propios del DocsBarcelona de 2020 están el cineasta checo Milos Forman o el artista multidisciplinar chino Ai Weiwei

Los retratos singulares también tienen cabida. Forman vs. Forman sigue la carrera del gran director checo Milos Forman entre su país natal y el Hollywood libre de los setenta al que llegó huyendo del régimen comunista. Solo retrata a Martín Perino, un joven compositor y pianista argentino, diagnosticado con una enfermedad mental y paciente de ‘El Borda’, el hospital psiquiátrico más grande y controvertido de América Latina. La finlandesa The Hypnotist relaciona al hipnotista Olliver Hawk con el presidente de la nación entre 1956 y 1982 Urho Kekkonen, en una apasionante historia sobre los vínculos entre el poder, la manipulación psicológica y los medios de comunicación. También en Finlandia transcurre The magic life of V, un relato sobre el rol playing como terapia para superar los traumas de un pasado de maltrato infantil. La israelí Advocate sigue a la controvertida y mediática abogada judía Lea Tsemel, especializada en la defensa de prisioneros políticos palestinos; la italiana Faith se adentra en una secta de luchadores de artes marciales se prepara para “salvar la humanidad”, y la alemana Hi, AI especula con el futuro de la Inteligencia Artificial y un mundo dominado por robots. Overseas escucha a las mujeres filipinas obligadas a ir al extranjero para ganarse la vida trabajando como niñeras y empleadas de hogar, mientras que la keniana The letter cuenta la relación entre una nieta y su abuela acusada de brujería como estrategia para robarle sus tierras.

Cuando Mekas visitó a Scorsese

Si algo recordaremos los cinéfilos de este periodo de confinamiento es la enorme cantidad de cine liberado que ha circulado por Internet como gesto de generosidad de sus autores o de los poseedores de sus derechos de exhibición. La semana pasada aparecía en el canal de Vimeo del Anthology Film Archive un maravilloso documento filmado por Jonas Mekas y su hijo Sebastian que sigue a lo largo de varias jornadas de trabajo y distintas localizaciones a Martin Scorsese durante el rodaje de Infiltrados entre Boston y Nueva York en 2005.

Martin Scorsese en un momento del rodaje de 'Infiltrados'. Martin Scorsese en un momento del rodaje de 'Infiltrados'.

Martin Scorsese en un momento del rodaje de 'Infiltrados'.

Viejos amigos desde los primeros años 70, Scorsese y Mekas revelan en Notes on an american film director at work dos maneras distintas de concebir el cine pero a la postre complementarias y dialogantes: ahí donde Mekas se sitúa en un plano discreto y no intrusivo para observar a su colega en acción, Scorsese trabaja rodeado de técnicos, ayudantes, actores (un Leonardo di Caprio siempre concentrado, o un Ray Winstone determinado y seguro) y monitores desde los que gestiona matices y repeticiones, revisa detalles del plano de manera apasionada y meticulosa o, simplemente, ameniza los muchos tiempos muertos entre toma y toma.

Mucho más que un mero making of, estas notas filmadas de un rodaje revelan dos concepciones del oficio y la mirada del cineasta, un respeto y afecto mutuos entre los protagonistas del plano y el contraplano (a veces también visible o audible), pero sobre todo las maneras amables y cálidas de un Scorsese que, como dice Martin Sheen, es posiblemente uno de los más grandes directores norteamericanos que menos importancia se dan a sí mismos en un set de rodaje.