Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vivir

Qué hacer con los niños en casa el tiempo que dure el aislamiento por el coronavirus

Dibujar, pintar o hacer 'collages' puede ser una forma de mantener entretenidos a los más pequeños. Dibujar, pintar o hacer 'collages' puede ser una forma de mantener entretenidos a los más pequeños.

Dibujar, pintar o hacer 'collages' puede ser una forma de mantener entretenidos a los más pequeños. / M. G.

Ante el cierre de colegios y para prevenir posibles contagios por el coronavirus, durante las próximas semanas los niños andaluces deberán permanecer en casa. Una medida para evitar la rápida propagación del virus que obligará a muchos padres a adoptar nuevos comportamientos y agudizar su imaginación para hacer más llevadero el tiempo que los pequeños permanezcan en casa.

Porque si se cierran los centros educativos, tampoco se recomienda la asistencia a parques y demás espacios en los que el contacto físico es prácticamente inevitable. Quedarse en casa es el mayor acto de responsabilidad social, ahora toca pensar cómo hacer más llevadero el tiempo que niños y mayores permanezcan en aislamiento.

Recuperar formas clásicas de diversión

En plena era digital muchos niños se han olvidado de formas de entretenimientos clásicas que a los pequeños de otras generaciones nos mantenían jugando durante horas. Los juegos de mesa, tan cooperativos y de reunión familiar, son una buena forma de estrechar lazos. El parchís, el Monopoly, el Party... Quizás desconocidos para los más pequeños, enseñar estos juegos a los niños puede ser una buena forma de demostrarles que los mayores también jugaban durante su infancia.

También pueden ser opciones el teatro de sombras, las marionetas con calcetines, jugar a adivinar la canción que se tararea e incluso el teléfono escacharrado, que tantas risas provoca entre los jugadores.

Hacerles partícipes de las tareas domésticas

Van a permanecer mucho tiempo en casa y, durante su estancia, la higiene doméstica sigue su curso natural. Una buena forma de mantenerlos entretenidos es haciéndolos partícipes de ese día a día. Ayudar a preparar el almuerzo, elaborar una merienda casera -como puede ser un bizcocho-, hacer concursos para ver quién pone la mesa de la forma más bonita, jugar a ver quién es el que más tareas domésticas realiza...

Todo de forma lúdica y sin que parezca una imposición. Estarán entretenidos, aprenderán que las cosas en casa no se hacen por arte de magia y se sentirán útiles en esta nueva situación en la que los padres continúan trabajando y la vida no les da para más.

Ahora son estrellas internacionales

Son nativos de la era digital, se han empapado de vídeos de Youtube en los que sus ídolos bailan, cantan y hacen piruetas. Es el momento de que ellos se conviertan en sus ídolos. Dicen que la música amansa a las fieras y muchos niños la adoran. Jugar a inventarse coreografías, como si fueran J. Lo. y Shakira en la Super Bowl, disfrazarse con lo primero que pillen en casa y convertirse en una estrella de rock e incluso inventarse una canción propia es una buena forma de mantenerlos entretenidos y fomentar su creatividad e imaginación.

Seguro que lo han visito en televisión, pero ahora los artífices serán ellos. ¿Quién no ha doblado una escena de una mítica película jugando a cambiar los diálogos? Se les ocurrirán todo tipo de disparates y estarán la mar de entretenidos.

Es el momento de sacar su vena artística

Dicen que si a los niños no se les fomentan sus cualidades, poco a poco irán disminuyendo. Algunos poseen una creatividad desbordante y a la mayoría, si se les acciona el mecanismo, también son capaces de hacer gala de ella. Por eso, ahora que van a permanecer tanto tiempo en casa, pueden jugar a pintar cuadros, a escribir una poesía, realizar un cómic (con sus dibujos y todo), hacer un collage y aprovechar para reciclar elementos de casa, jugar a las historias compartidas (uno empieza a contar una historia y los demás participantes la tienen que ir continuando hasta ver el disparatado resultado final) e incluso escribir un diario con todo lo que ocurra durante los días que permanezcan en casa. Seguro que cuando pasen los años les gustará tenerlo de recuerdo y releerlo.

El cine y la radio, en casa

La gran pantalla siempre es una gran aliada para el entretenimiento, aunque ahora no se pueda ir al cine. Pero, la Mahoma no va a la montaña... Tener el cine en casa es cuestión de actitud. Muchos cojines en el suelo, oscuridad absoluta y palomitas, muchas palomitas. Como cuando se va al cine, que las horas posteriores son por y para hablar de la peli, se pueden organizar charlas con los niños y así aprovechar para trabajar su comprensión.

No son muy dados a escuchar la radio porque para ellos el mundo es visual y, mayoritariamente, está en internet. Durante su estancia en casa puede aprender otras formas de comunicación, como es la radio, de la forma más divertida posible. Ellos mismos serán los presentadores y tertulianos de su programa. ¿El tema a tratar? El que más les guste. ¿El estudio radiofónico? El que su imaginación quiera construir.

Recomendaciones para los padres

Esta situación excepcional hace que muchos adultos se pregunten cómo actuar con los niños y cómo sobrellevar el que los pequeños tengan que permanecer en casa tanto tiempo. Por eso, es imprescindible mantener la calma y transmitirla, hablar a los niños sobre lo que está ocurriendo y el porqué de permanecer en casa. También se recomienda asumir la convivencia y ser proactivos, así estas circunstancias empezarán a jugar a favor de los padres, viéndolas como una oportunidad y tomando el control.

Permanecer en casa también puede tener aspectos positivos. Es el momento de estrechar lazos y conocerse mejor, fomentar la creatividad, no sólo entre los niños, también entre los adultos, compartir tareas y responsabilidades en casa, fomentar el diálogo y hacer sentir especiales a aquellos que están alrededor son algunos de los puntos positivos que puede traer ese tiempo de forzada convivencia. Al igual que disfrutar del tiempo en familia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios