Vivir

Un homenaje a los colmaos

salsamento

Las mentes más nostálgicas recuerdan con melancolía aquellas tiendas de ultramarinos en las que podían comprar todo tipo de productos alimenticios. Una de esas mentes es la de Luis Blanco Giles, un joven emprendedor que ha querido rendir homenaje a los colmaos con su recién inaugurada abacería Salsamento. Ubicado en la calle Jerónimo Hernández, este ultramarinos-bar realiza pequeños guiños a la hostelería clásica y colmaos como Casa Manteca, Trifón, Bodeguita Morales, Casa Moreno, Gaviño, San Rafael o El Rinconcillo, pero siempre aportando un espíritu moderno.

Nada más entrar al local, que es muy luminoso, se aprecian estanterias a los laterales en las que se pueden ver todas las latas de conservas que venden. Presidiendo la estancia, un enorme peso de más de 70 años y recuerdo de su tío Pedro. Tintes clásicos y modernidad se funden en una perfecta simbiosis en este establecimiento gracias al diseño del estudio de arquitectura Lugadero. Para reforzar la idea de Luis Blanco y el diseño de Lugadero, Acción Vinilo se ha encargado de los vinilos que decoran la estancia, Los Tipejos han desarrollado las aplicaciones (como las cartas), la persiana de la fachada, que es de fondo negro con tres sardinas y tres botes acompañados de la frase "Vida, Tierra, Origen" es obra de Little Exhibition y dos peculiares dibujos que adornan la estancia pertenecen a un amigo de la casa, Alonso López.

En cuanto a los productos, todos son de la península Ibérica. Pensados para todo tipo de públicos, en Salsamento hay latas de conservas portuguesas como José Gourmet, Minor o Minerva, además de españolas como Herpac, con su atún de Barbate, o Concepción. Además, también ofrecen anchoas de Santoña, mejillones de Pontevedra o almejas de Vigo. Todo esto se complementa con quesos andaluces, todo tipo de chacinas, guisos caseros y una amplía selección de vinos. Siempre pensando en los clientes, en Salsamento ofrecen productos para intolerantes a la lactosa y al gluten. Peculiares de encontrar en una abacería, en Salsamento disponen de los conocidos calcetines Mr. López, cuyos beneficios van íntegros a Regina Mundi.

Pensado para vender los productos que se consumen, Salsamento ofrece una atmósfera particular. La música, perfecta a la hora de crear un buen clima, unida a las explicaciones que Luis Blanco hace a sus clientes convierten a Salsamento en un homenaje más que a la altura de los antiguos colmaos y ultramarinos. En su afán por ser diferentes, desde Salsamento ya planean futuros eventos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios