Juan Amodeo | Humorista e 'influencer' | Enredados “Estoy logrando mi sueño desde el sur, sin vivir en Madrid”

  • Hablamos con uno de los influencer más relevantes y de mayor repercusión del panorama digital de España

Entrevista a Juan Amodeo

Hace cuatro años comenzó haciendo monólogos en bares ante un público que en ocasiones se podía contar con los dedos de las manos. Hoy, Juan Amodeo llena, en pocas horas, palacios de congresos y teatros por toda España superando aforos de 2.000 personas. Con tan sólo 25 años es uno de los influencers más relevantes y de mayor repercusión del panorama digital. Además de subir vídeos en sus redes sociales a diario, copresenta un programa de radio en Canal Sur y realiza giras con sus espectáculos de humor.

Humilde, intenso, tanto para lo bueno como para lo malo, trabajador, agradecido, ingenioso, amigo de sus amigos y algo tímido, así es este joven humorista sevillano que un día subió un vídeo a Facebook sin mayor intención que defender a los andaluces y le cambió la vida. Desde ese momento, no ha dejado de soñar despierto cumpliendo todos sus deseos profesionales. Y es que, a veces, los sueños se convierten en realidad cuando la realidad parece un sueño.

–¿Qué queda aún de ese chico que daba monólogos en bares para pocas personas?

–De ese Juan queda todo. Lo que sí que es verdad es que Amodeo humorista ha evolucionado mucho. Antes mi humor era más localista y dirigido a estudiantes, ahora va más enfocado a lo que vivo en mi día a día. Era importante que creciera con mi público y no me quedara anclado.

–Juan Amodeo está entre los ‘influencers’ más relevantes, y todo de la noche a la mañana. ¿Dónde está la clave del éxito?

–Constancia, trabajo, rodearte de buenas personas y soñar alto. Conseguir, también, que la gente se vea reflejada en mis vídeos de alguna forma. Tratar ciertos temas tabús con naturalidad, sin ofender a nadie.

–¿Es difícil tener los pies en los suelos con tanta popularidad?

–Nunca he levantado los pies del suelo. Entre otras cosas porque mi equipo de trabajo son los amigos de toda la vida. Alberto, Pablo… son mis amigos de siempre. Para mí, irme de gira con ellos es irme de viaje, donde vamos a trabajar, pero a disfrutar juntos. El cariño de mi familia también hace que mantenga los pies en el suelo.

–¿Qué es lo mejor que le ha traído la fama?

–Al contrario de lo que se pueda pensar, que me paren para pedirme una foto por la calle o en cualquier sitio es algo que me encanta. Es muy bonito. Es todo un reconocimiento a tu trabajo y no me molesta en absoluto. También, entrar en una discoteca sin esperar una cola (risas).

–¿Y lo peor?

–Confiar en gente que se te acerca, ayudas y después te decepcionan. Eso da mucha pena, la verdad.

–Hace giras, ha escrito un libro, copresenta un programa de radio y tiene más de un millón de seguidores en redes sociales… ¿No le da todo bastante vértigo?

–No lo pienso. Lo único que pienso es seguir adelante y crecer más profesionalmente. No en plan ambición, creo que siempre se puede hacer reír a más gente y en diferentes plataformas. Este año he entrado en la radio (Abierto a las 10 de Canal Sur) e intento hacer reír a personas que antes quizás no llegaban a mí. No me daré cuenta realmente de todo lo que estoy consiguiendo hasta que pasen años y mire atrás.

"Sólo pienso en crecer profesionalmente; siempre se puede hacer reír a más gente y en diferentes plataformas”

–Nuestra mente pasa alrededor del 70% del tiempo repitiendo recuerdos y creando escenarios de momentos perfectos. ¿Cuáles son los suyos?

–De las imágenes que más grabadas se me han quedado son del espectáculo en el Palacio de Congresos de Granada de hace poco. El ver las luces encendidas de los móviles de 2.000 personas… ¡Fue alucinante! Pero hay otro momento que llevo guardado, fue cuando llenamos por primera vez el Teatro Quintero de Sevilla en 2016 y al terminar el espectáculo y encenderse las luces todo el público se quedó un rato de pie aplaudiendo. Yo sólo había actuado en bares… Vivir ese momento sí que fue inolvidable.

–La televisión es algo que siempre ha tenido en mente. ¿Para cuándo algún proyecto?

–Hasta el momento ha habido cameos. En principio no hay ningún proyecto cerrado. En internet puede que salga algo para 2019. Quiero actuar haciendo humor en televisión, cine o series.

–¿Algún proyecto de muchos ceros que haya tenido que rechazar?

–Hemos dicho que no a publicidad con casas de apuestas. No tengo nada en contra, pero no va conmigo, simplemente. También hemos rechazado muchos otros productos o servicios que no lo terminábamos de ver. Estoy aprendiendo a decir que no.

–Muchos jóvenes cuando se les pregunta qué quieren ser de mayor dicen: “Ser influencer”. ¿Qué les diría?

–Lo primero que les diría es que tienen que tener una base de estudios. Incluso pueden enfocar esa formación para hacerse un hueco en las redes como influyentes en lo que dominan. Peluqueros, ingenieros… lo que sea. Se desconoce el trabajo que hay detrás de un influencer, no es sólo grabarse vídeos y poco más. Y sí, ya podemos decir que influencer es una profesión, aunque a mí me cueste verla como tal porque la he visto nacer, he crecido con ella.

–¿Para triunfar profesionalmente hay que irse a Madrid?

–¿Dónde vivo? (Risas). Lo que me propuse desde un principio es que no me iba a ir a vivir al norte. Me parece prepotente decir que estoy triunfando, pero sí puedo afirmar que estoy logrando mi sueño desde el sur sin tener que vivir en Madrid. ¿Que tengo que ir a Madrid mucho? Sí, todas las semanas de hecho, porque además es una ciudad que me encanta. No me importa coger nuestra furgoneta e irnos, por ejemplo, a Andorra, como hemos ido a actuar y luego poder volver a casa, con mi gente, mi tierra.

–¿Dónde continua el espectáculo La Máquina del Tiempo en 2019?

–Por citar sólo los tres primeros meses de 2019 estaremos por Zamora, Palencia, Madrid, Mallorca, Cádiz, Alicante, Cartagena, Sevilla, Salamanca y Barcelona. En mi web www.amodeo13.com hay muchas más fechas para todo el año y se van incorporando otras.

–¿Dónde se ve dentro de diez años?

–Con 35 años, si me pongo a soñar… Me veo viviendo en el sur, subido en los escenarios y con un Goya. Es lo que he soñado siempre. A lo mejor no lo cumplo en mi vida, pero he soñado con ese Premio desde que tengo uso de razón. Tengo hasta un hueco en mi casa y todos los días digo: “Paco, qué poco nos queda ya”. (Risas).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios