Vivir

Una mañana tras los pasos de un samurái

  • El Ayuntamiento de Espartinas y Perfiles de Sevilla presentan una ruta cultural, histórica y gastronómica inspirada en la Embajada Keicho

Durante siglos la única relación de España con Japón ha sido la que se entabló con la llegada de la Embajada Keicho a la corte del rey Felipe III, a finales de 1614. La expedición que lideró en aquel año el samurái Hasekura Tsunenaga, quien estuvo acompañado y asesorado por el franciscano sevillano fray Luis Sotelo, pasó por Coria del Río, Sevilla y Espartinas. Ayer, el alcalde de esta localidad aljafareña, Domingo Salado, junto a la concejal de Innovación, Aurora Baena, presentaron en la Casa de la Provincia La huella de la Embajada Keicho, un producto cultural que recrea aquel encuentro diplomático con el objetivo de ampliar la oferta turística del municipio y reforzar las relaciones entre las dos naciones.

La iniciativa del Consistorio espartinero cuenta con la colaboración de los gobiernos locales de Coria del Río y Sevilla -que estuvo representado por el teniente de alcalde, Javier Landa-, las otras dos ciudades por las que transcurrió la embajada nipona hace 400 años. El descubrimiento de Espartinas como urbe que hospedó a los viajeros japoneses es reciente. Un hallazgo avalado por la investigación que el técnico de Cultura del Ayuntamiento aljafareño, Ángel Luis Schlatter, también presente en la presentación del proyecto, refleja en su libro Tras las huellas de la Embajada Keicho en Sevilla.

Perfiles Sevillanos será la empresa encargada de explotar esta ruta cultural, histórica y gastronómica. El producto turístico, que ya se puede visualizar en la web www.perfilesdesevilla.com, estará disponible en agosto y se podrá contratar desde 35 euros, según aclaró ayer en el acto Isabel Fernández, directora de esta sociedad. Los recorridos comenzarán a primera hora frente al Archivo de Indias, donde se hará una breve introducción sobre la Sevilla del siglo XVII. Tras esto el grupo -las rutas se organizarán a partir de 15 personas- se dirigirá en autobús a Coria del Río para visitar, entre otros enclaves, la estatua del samurái frente al río Guadalquivir y la Sala de Virgilio Carvajal Japón, dedicada a la cultura nipona. En torno al mediodía, en Espartinas, se accederá al Monasterio de Loreto, donde el embajador y su séquito se hospedaron durante un año. El broche final lo pondrá un almuerzo, sobre las 14:30, en la Hacienda San Luis de Mejina, que contará con el atractivo de estar "totalmente ambientada en el siglo XVII, desde la vajilla, pasando por el atuendo de los camareros hasta el menú, que será de la época", puntualizó Fernández, que se encargó de explicar el itinerario.

Durante la presentación del proyecto, el cónsul honorario de Japón, José Japón Sevilla resaltó la importancia de este tipo de iniciativas ya que aseguran la continuación de las relaciones cordiales de los dos países, además de resultar beneficiosas, en este caso, para fomentar el turismo del Aljarafe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios