Actualidad

Las 20 mejores películas románticas para las largas tardes sin tiendas ni cafeterías

Una de las escenas más míticas de 'El diario de Noa'. Una de las escenas más míticas de 'El diario de Noa'.

Una de las escenas más míticas de 'El diario de Noa'. / M. G.

Nuestro plan preferido cuando llega el fin de semana es desconectar del mundo disfrutando de una buena película, sobre todo ahora que las tardes se plantean sin cafeterías, tiendas o bares. De terror, comedias, de Disney, dramáticas, basadas en hechos reales, históricas... Le temática es tan abundante que en muchas ocasiones nos cuesta trabajo decidirnos. Aunque, si tenemos que elegir una temática por encima de todas y de la cuál estaríamos viendo películas en bucle hasta el día del juicio final, esas son las películas románticas. Nos hemos jurado a nosotras mismas que ya no volveremos a ver El diario de Noa, pero es echarla en televisión y tragárnosla hasta los créditos finales.

Las películas románticas, en cualquiera de sus versiones, tienen algo que las hace especiales y la convierte en ese tipo de cine que, aunque a veces critiquemos, consumimos cuando más lo necesitamos. Películas como Moulin RougeLa boda de mi mejor amigoCasablancaTitanicLos puentes de Madison son las responsables de que el cine romántico nos encandile cada vez que llegue el sábado y toca decidir qué película ver. Para que te resulte más sencillo elegir, te proponemos un listado de 20 películas románticas de ayer, hoy y siempre con las que volverás a sentir qué es el amor.

La lista que te proponemos es tan amplia, que puedes encontrar en ella grandes clásicos del séptimo arte, los dramones más lacrimógenos de la Historia y alguna que otra mítica comedia protagonizada por la eterna novia de America. ¿Estás preparada para mezclar los mejores besos de la historia del cine con los mayores sofocones y las risas más escandalosas? Dale al play y disfruta de un plan de ocio alternativo sin tener que salir de casa.

La boda de mi mejor amigo

La boda de mi mejor amigo. La boda de mi mejor amigo.

La boda de mi mejor amigo. / M. G.

Con esta película, Julia Roberts nos arrancó más de una sonrisa. Bajo la dirección de P.J. Hogan y con un elenco de lujo formado por Roberts, Dermot Mulroney, Cameron Diaz y Rupert Everett, entre otros, la cinta narra cómo una crítica gastronómica descubre que está enamorada de su mejor amigo. La novia de América  tiene sólo tres días para idear un plan en el que consiga impedir la boda.

La película cuenta con uno de los momentos más memorables de la gran pantalla cuando el editor de Julia Roberts, que se hace pasar por su novio, comienza a cantar junto a toda la familia del futuro marido I say a little pray for you. El final de la película es épico.

Pretty Woman

Pretty Woman. Pretty Woman.

Pretty Woman. / M. G.

Otro absoluto éxito de Julia Roberts. Pretty Woman se convirtió en una de sus mayores películas. La cinta protagonizada por Julia Roberts y Richard Gere es sin duda el título que desató la fiebre por las comedias románticas en los noventa. Aunque en sus inicios no fue planteada como la conocemos hoy. Al principio, la película iba a llevar el título de 3.000, en referencia al precio que el millonario de turno, Richard Gere, paga por contratar los servicios de una prostituta (Julia Roberts) durante una semana. 

El guión distaba mucho del que luego pudo verse en los cines. En el libreto original, obra de J.F. Lawton el personaje de Roberts, la prostituta Vivian Ward, iba a ser una drogadicta maleducada y con mal carácter. Lo mismo ocurría con el de Richard Gere, el elegante millonario Edward Lewis.

Damos gracias a Dios de que el guión definitivo no tuviera nada que ver con el planteamiento final, porque, la versión almibarada que Pretty Woman nos deja sobre la prostitución nos ha permitido llorar con una Julia Roberts que va a la ópera por primera vez, disfrutar cuando vuelve a Rodeo Drive a despacharse a gusto con aquellas crueles dependientas o tararear sin parar la canción que acompaña a la película.

Los puentes de Madison

Los puentes de Madison. Los puentes de Madison.

Los puentes de Madison. / M. G.

Una película que nada tiene que ver con las dos anteriores. Los puentes de Madison es una historia pausada, mucho más íntima y realista, que consigue cautivarte desde el principio. Clint Eastwood dirige esta cinta e interpreta al personaje de Robert. El dúo amoroso lo completa una brillante Meryl Streep.

La película cuenta la historia de Francesca (Streep), quien vive la vida típica de una ama de casa. Está aburrida de la monotonía del hogar y, además, su marido es un hombre siempre ausente. Un día llega a su puerta Rober (Eastwood), un fotógrafo aventurero que trabaja para la National Geographic y que ha llegado a la zona para realizar un reportaje sobre los puentes. 

El marido de Francesca está de viaje y ella, aprovechando que está sola, le acoge en su casa. Los dos compartirán momentos muy especiales y ella quedará fascinada por las historias que Robert le cuenta. Poco a poco, un amor furtivo surge entre ellos y Francesca se encontrará con la difícil decisión de apostar por su aburrido matrimonio o explorar sus sentimientos hacia Robert. Si ya has visto la película (atención, spoiler) la escena del coche y el semáforo sabes que siempre termina desgarrándote el corazón.

Amelie

Amelie. Amelie.

Amelie. / M. G.

No es la típica comedia romántica, pero nos encanta. Audrey Tautou encandiló al público más allá de las fronteras francesas con el personaje de Amelie, peculiar y adorable. Dirigida por Jean-Pierre Jeunet, esta película cuenta la historia de Amélie, una camarera en Montmartre (si has estado en París, seguro que has tomado café en el café Les Deux Molins), que está decidida a cambiar su vida y arreglar la vida a los demás.

Lo fascinante de esta cinta, además de la historia que narra y su banda sonora, es el lenguaje estético y el ritmo que desarrolla el director, dejando su sello personal en cada escena llena de magia y detalles sorprendentes. Amélie es una de las películas obligadas para toda persona que disfrute del cine. La ambientación, el color, la historia, los personajes, la propia Amelie y la música.

Moulin Rouge

Moulin Rouge. Moulin Rouge.

Moulin Rouge. / M. G.

Si, además de una historia de amor, lo que buscas es un musical, ésta es tu película. Moulin Rouge consiguió ser el primer musical nominado al Oscar a la mejor película en 10 años, recibiendo además un total de ocho nominaciones. El último había sido La bella y la bestia en 1991, pero si ignoramos las animaciones Disney debemos remontarnos a 1979 y All That Jazz para ver otra cinta del género optando a esta categoría.

La banda sonora de la cinta es que es de otro planeta y cuenta con versiones de Madonna, Nirvana o The Police. El hecho de conseguir los permisos para utilizar todas estas canciones tiene mérito, teniendo en cuenta los nombres detrás de las canciones. Fueron necesarios dos años para completar la banda sonora y sólo dijeron que no dos artistas: The Rolling Stones y Cat Simons. 

En cuanto a la historia, Moulin Rouge gira en torno a Satine, interpretada por Nicole Kidman, la estrella del cabaret más famoso de París. La artista está atrapada entre el amor de dos hombres: el que ella verdaderamente ama (Ewan McGregor) y el que puede hacer realidad su sueño de convertirse en actriz para dejar atrás la prostitución (pero que es malo malísimo). Ante la aparente simplicidad del planteamiento, común en películas de este género, subyace una intrincada combinación de géneros y capas de significado que hacen que ver la película sea un experiencia casi mística.

Cuando Harry encontró a Sally

Cuando Harry encontró a Sally. Cuando Harry encontró a Sally.

Cuando Harry encontró a Sally. / M. G.

Tierna, adorable y con una de las escenas más míticas de la historia del cine (el aclamado falso -o no- orgasmo de Meg Ryan en la cafetería) convierten esta película en uno de los referentes de la comedia romántica. Con esta película romántica el director Rob Reiner (La princesa prometida) pretende responder a la cuestión de si es posible que haya amistad con sexo de por medio. Meg Ryan interpreta a Sally, quien así lo piensa. Mientras que Billy Crystal interpreta a Harry, quien no lo cree. A pesar de esta diferencia, la amistad de ambos (y también sus escarceos amoroso) se prolongarán desde la universidad en adelante.

500 días juntos

500 días juntos. 500 días juntos.

500 días juntos. / M. G.

La anticomedia romántica. Marc Webb narra esta drama en el cual se sigue todo el proceso de una relación romántica: la primera cita, el sexo, la vida en pareja, la separación, los reproches y la reconciliación. Tom conoce a Summer, él se enamora perdidamente, ella no tanto. Con una estética pop, 500 días juntos causó revuelo como una comedia romántica que busca desmitificar algunas convenciones del enamoramiento.

La trama es sencilla, el camino de una relación entre dos personas que comparten gustos musicales, pero no congenian tanto en sus ideas sobre el amor. Tom (Joseph Gordon Levitt), un arquitecto frustrado que desea llenar un vacío a través de un ideal, y Summer (Zooey Deschanel), al parecer, sin aspiraciones amorosas. Su destino lo sabemos desde el inicio. Es una buena película para replantearse las expectativas amorosas y comprender que no siempre despertamos en los demás los sentimientos que ellos despiertan en nosotros.

Titanic

Titanic. Titanic.

Titanic. / M. G.

Desde que la estrenaran en 1997 puede que la hayas visto un millón de veces y todas y cada una de ellas has acabado la película llorando a moco tendío y exclamando en voz alta: ¡los dos cabían en la tabla! 

Titanic es una de las películas románticas más taquilleras y caras de la historia. La película cuenta el romance entre Jack y Rose (Leonardo DiCaprio y Kate Winslet), dos jóvenes que se conocen en el fatídico trasatlántico y se enamoran (como si a estas alturas no nos supiéramos el argumento de la película). Pero él es un humilde buscavidas y ella una dama de alta sociedad, destinada a contraer votos en una matrimonio que no desea. Además de una de las cintas más lacrimógenas de la historia, Titanic es una de las mejores películas de los 90, por si necesitas una excusa para volver a verla otra vez.

El diario de Noa

El Diario de Noa. El Diario de Noa.

El Diario de Noa. / M. G.

Si la viste cuando tenías 15 años y eras la más enamoradiza del instituto, es probable que a estas alturas de tu vida sigas disfrutando como una cría al ver El diario de Noa. Te sabes los diálogos de memoria y esperas impaciente la escena del lago para gritar con Noa (Ryan Gosling): ¡Lo nuestro no acabó, jamás ha acabdo!

El diario de Noa fue uno de los trabajos con los que Ryan Gosling y Rachel McAdams comenzaron a ganarse al público, aunque al principio de la cinta ambos no se llevasen muy bien. La trama de esta película de amor gira en torno a un cuaderno, que sirve de diario y que un anciano lee a su mujer. El diario habla de Noah Calhoun y Allie Nelson, unos jóvenes enamorados de Carolina del Norte, de ambientes sociales dispares. Sin embargo, sus familias y la guerra les separarían. Todos los ingredientes para llorar y disfrutar a partes iguales.

Casablanca

Casablanca. Casablanca.

Casablanca. / M. G.

Que algunas de las frases que salen en la película Casablanca sean de las más repetidas del cine no es por casualidad. Casablanca nos cuenta una historia, muy diferente a lo que estábamos acostumbrados en el cine romántico de Hollywood, aquí no hay final feliz; el sacrificio de dejar ir al alma gemela es el ritual que nos presenta la cinta que inmortalizó a Ingrid Bergman y Humphrey Bogart dejando escenas y diálogos que han pasado a la historia del Séptimo Arte.

Ambientada en la ciudad marroquí de Casablanca durante la II Guerra Mundial, la película de Michael Curtiz nos presenta a un antiguo antihéroe que debe elegir entre el amor o el bien absoluto. Una auténtica obra maestra que merece la pena ver, por lo menos, una vez al año.

Love Story

Love Story. Love Story.

Love Story. / M. G.

Love Story (1970) de Arthur Hiller nos dejó la cita: "Amar significa no tener que decir nunca lo siento". Frase que, a pesar de las controversias que su significado puede acarrerar, seguro has leído alguna vez en algún post de un blog o incluso en alguna libreta o taza. Sin entrar a debatir sobre lo acertado o veraz de esta afirmación, la cinta cuenta la historia de dos jóvenes de clases sociales muy distintas (Ali MacGraw y Ryan O'Neal), que se conocen y enamoran en la universidad. Sin embargo, la enfermedad de ella será lo que acabe separándoles. Una trama muy recurrente y clásica que hacen de esta cinta todo un clásico del cine de los setenta.

Shakespeare in love

Shakespeare in love. Shakespeare in love.

Shakespeare in love. / M. G.

Una cita ineludible para los amantes de Shakespeare y la ficción históricaShakespeare in Love reunió a Gwyneth Paltrow, Joseph Fiennes, Judi Dench, Geoffrey Rush, Colin Firth, Ben Affleck y a Tom Wilkinson para narrar un hipotético relato que explicaría la fuente para alguna de las historias de William Shakespeare, cuando este se enamorase de una mujer de alta cuna, con la que no podía contraer matrimonio por la aguda diferencia de clases.

La película fue la gran ganadora de los Oscar en 1999, se llevó 7 estatuillas (entre ellas la de mejor película) y estaba nominada a 13. Y eso que ese año había películas tan buenas como La delgada línea roja, Salvad al soldado Ryan o La vida es bella. Un reconocimiento desmesurado para algunos pero que puede ser un plus a la hora de decantarse por ver esta cinta.

Desayuno con diamantes

Desayuno con diamantes. Desayuno con diamantes.

Desayuno con diamantes. / M. G.

Con independencia de la trama y de la versión algo edulcorada que hicieron de la novela de Truman Capote, Desayuno con diamantes tiene una de las escenas más inspiradoras del cine. Audrey Hepburn está sentada en el alfeizar de la ventana y, mientras toca la guitarra, canta con una cautivadora melancolía el tema MoonriverAunque la escena más reproducida de la película es la de Hepburn frente a Tiffany's mientras desayuna, los amantes del cine se quedan con la de la ventana.

Blake Edwards (La Pantera Rosa) dirigió esta deliciosa película en la que puso de galán a un improbable George Peppard (Hannibal del Equipo-A), haciéndolo lucir como un joven escritor mantenido. Holly, una joven neoyorquina que aparentemente lleva una vida fácil y alegre, conoce a Paul, un escritor, y sus vidas cambian para siempre. Él se relaciona con una señora mayor adinerada que lo mantiene mientras persigue su sueño de convertirse en escritor. Por su parte, ella vive obsesionada con poder llevar una vida plagada de lujos y bienes materiales. Tras conocerse, ya nada será igual.

Notting Hill

Notting Hill. Notting Hill.

Notting Hill. / M. G.

De nuevo Julia Roberts, esta vez acompañada por Hugh Grant, en una de las películas más míticas de la comedia romántica en particular y de las comedias de los 90 en general. Es que Julia Roberts y Hugh Grant son siempre un éxito asegurado. Notting Hill, de Roger Michell, cuenta la historia de William (Hugh Grant), el propietario de una pequeña librería en el barrio de Notting Hill.

A su puerta llama un día Anna Scott (Julia Roberts), la mayor estrella del momento. De forma repentina, ambos comenzarán a desarrollar una amistad que se tornará en otra cosa. Una película absolutamente deliciosa que cuenta con una de las declaraciones de amor más repetidas de la historia: "Sólo soy una chica delante de un chico pidiéndole que la ame".

Love Actually

Love Actually. Love Actually.

Love Actually. / M. G.

La película navideña por excelencia. Love Actually se desarrolla en Reino Unido y trata el tema del amor en las vísperas de unas navidades. Richard Curtis reunió a un elenco de lujo con esta cinta: Hugh Grant, Liam Neeson, Colin Firth, Laura Linney, Emma Thompson, Alan Rickman, Keira Knightley, Bill Nighy, Chiwetel Ejiofor, Andrew Lincoln, Thomas Brodie-Sangster, Rodrigo Santoro, Rowan Atkinson y Billy Bob Thornton, entre otros. Es uno de los clásicos del cine romántico por excelencia que nos encanta ver sea o no sea Navidad.

Ghost

Ghost. Ghost.

Ghost. / M. G.

Puede que Demi Moore en esta película esté para descambiarla, pero el tándem de Patrick Swayze y Whoopi Golberg merece que ignoremos las dotes interpretativas de la actriz en la cinta. En la película, el personaje de Swayze era asesinado por motivos aparentemente desconocidos, pero su fantasma volvía para proteger a su novia. Desgraciadamente para él, esto era más fácil de decir que de hacer. La tórrida escena de Swayze y Moore con el barro es una de las más eróticas del cine (a pesar de Moore).

Call me by your name

Call me by your name. Call me by your name.

Call me by your name. / M. G.

Call me by your name nos cuenta la historia de Elio Perlman, un joven de 17 años que está pasando el cálido verano de 1983 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia holgazaneando hasta que un día llega Oliver, el nuevo ayudante americano de su padre. Oliver es un joven encantador y, al igual que Elio, tiene raíces judías. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia Oliver, pero pronto ambos empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción mutua de la pareja se hace más intensa.

Dirigida por Luca Guadagnino y protagonizada por Timothée Chalamet y Armie Hammer, la película obtuvo un Oscar al Mejor guion adaptado y tuvo cuatro nominaciones, entre ellas a la Mejor película y Mejor actor para Chamaler. Sin duda de las mejores películas románticas para disfrutar en pareja.

Lo que el viento se llevó

Lo que el viento se llevó. Lo que el viento se llevó.

Lo que el viento se llevó. / M. G.

Quizás sea la película más clásica de toda la lista, la mayor obra maestra del cine. Lo que el viento se llevó es una de las películas románticas más célebres de la historia del cine, la más taquillera por muchos años y la que recibió más premios Oscar hasta 1959 (10 estatuilla, incluyendo la de mejor actriz para Vivien Leigh). 

Situada en el sur de Estados Unidos con el telón de fondo de la Guerra de Secesión y la reconstrucción, la película narra la historia de Scarlett O'Hara, la resuelta hija de los propietarios de una plantación de Georgia, desde su romántica persecución de Ashley Wilkes, prometido con su prima, Melanie Hamilton, hasta su matrimonio con Rhett Butler. Los protagonistas están interpretados por Vivien Leigh (Scarlett), Clark Gable (Rhett), Leslie Howard (Ashley) y Olivia de Havilland (Melanie).

Cuatro bodas y un funeral

Cuatro bodas y un funeral. Cuatro bodas y un funeral.

Cuatro bodas y un funeral. / M. G.

Mike Newell dirigió a Hugh Grant y a Andie Macdowell en esta comedia dramática. Mientras todos sus amigos se van casando, Charles (Grant), un treintañero inglés incapaz de mantener una relación afectiva con las mujeres, queda prendado de Carrie (Macdowell), una norteamericana a la que conoce en la boda de uno de sus camaradas.

Ambos coincidirán en otras bodas, incluso en las suyas propias, ya que su indecisión les lleva a cometer acciones de las que luego se arrepienten. La cinta sirvió para lanzar al estrellato a Hugh Grant, por lo que Cuatro bodas y un funeral es la culpable de que el actor aparezca varias veces en esta lista.

Algo para recordar

Algo para recordar. Algo para recordar.

Algo para recordar. / M. G.

Tom Hanks y Meg Ryan son otra de las parejas que más nos gustan del cine (Tienes un email) y son los protagonistas de esta cinta. Ambos se dan cita en Algo para recordar. Hanks interpreta a Sam, un arquitecto viudo que apenas ha superado la muerte de su mujer. Para animarle, su hijo Jonah llama a un programa de radio, buscándole pareja a su padre. Cientos de mujeres se interesa por Sam, pero será Annie (Ryan) la que se obsesione con conocerle, a pesar de que esté a punto de casarse. Otro clásico del cine romántico que, por alguna extraña razón, no echan en televisión todas las veces que nos gustaría.

Brokeback Mountain

Brokeback Mountain. Brokeback Mountain.

Brokeback Mountain. / M. G.

La película relata la historia de Ennis Del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal), dos jóvenes que se conocen y se enamoran durante el verano de 1963 mientras trabajan en el pastoreo de ovejas en Brokeback Mountain, en Wyoming, EEUU.

Basada en un relato breve de la ganadora del Pulitzer Annie Proulx, Brokeback Mountain nos traslada a la costumbrista sociedad norteamericana de los años sesenta. Jack y Ennis van a encargarse durante el verano del pastoreo de las ovejas en una zona de montañas en Wyoming. Tras semanas de trabajo, con el inabordable paisaje como refugio, y con unos whiskys de más en el cuerpo, una noche se desata un inaguantable encuentro sexual. Al día siguiente, ambos deciden hacerlo privado y, a pesar de que pretenden negarse a sí mismos, el instinto es más fuerte.

La película narra la historia de sus vidas y su continua pero compleja relación durante dos décadas, que continúa mientras ambos se casan con sus novias y tienen hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios