POSADAS-GUADALCÁZAR

Denuncian por agresión a los familiares del niño que creyó ser raptado

  • Jesús María Ruiz, subdelegado del Gobierno en Córdoba, insistió en que "no se pueden imaginar cosas que no son reales"

Comentarios 0

Uno de los cinco rumanos que el pasado lunes supuestamente fueron víctimas de un intento de linchamiento en la localidad cordobesa de Guadalcázar a manos de una veintena de familiares de un niño de once años que creyó ser raptado ha presentado una denuncia por agresión contra el padre del menor y otras dos personas.

En declaraciones a Europa Press, el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, explicó que dicha denuncia la presentó el miércoles en el Juzgado de Posadas "uno de los rumanos agredidos" por los citados familiares del niño, el cual, cuando los rumanos se pararon junto a él para preguntarle por la dirección de un taller, según dijeron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, "se confundió y se asustó, dando aviso a un familiar". Esa llamada de auxilio del menor, en la creencia de que se le había intentado secuestrar, congregó a más familiares y a vecinos del pueblo, los cuales, tras localizar a los inmigrantes, que se desplazaban en una furgoneta, les cortaron el paso con otros cuatro vehículos y, al parecer, les agredieron, no llegando la situación a ser más grave gracias a la intervención de la Guardia Civil, que, según confirmó hoy el subdelegado del Gobierno, "tuvo que actuar para evitar que se produjeran agresiones" a los rumanos.

Ante esto, Ruiz pidió que, "si alguien tiene algún indicio, duda o simplemente cree que un familiar suyo ha desaparecido, lo que tiene que hacer es acudir a la Guardia Civil o la Policía, para que se activen los dispositivos de búsqueda y de esclarecimiento de los hechos, pero lo que no puede hacerse, bajo ningún concepto, es generar alarma, alterar la realidad de los hechos, suponer o imaginar los hechos, y mucho menos, a partir de esas suposiciones, tomarse la justicia por su mano, porque para eso está el Estado de Derecho y los cuerpos policiales".

Ruiz argumentó que "es bueno, razonable y deseable que los padres se ocupen de sus hijos y, sobre todo, cuando llegan a cierta edad, que se preocupen de donde están, con quién van y qué consumen, y también es bueno que la sociedad preste atención y muestre su solidaridad ante casos tan llamativos como el de Mari Luz (la niña desaparecida de Huelva), pero sin olvidar que éstos son casos excepcionales, hasta el punto de que en la provincia no hay ningún antecedente".

En consecuencia, hay que tener claro que "no es normal que estos casos se produzcan y debe interpretarse bien la realidad, porque no se pueden imaginar cosas que no son reales, y mucho menos se puede tomar nadie la justicia por su mano, porque cuando desaparece un niño en una romería, en una feria o en un pueblo y se ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil, siempre aparece, hasta el punto de que en la provincia de Córdoba no ha habido ni un solo caso de desaparecido que no haya sido encontrado, y en muchos casos no habían desaparecido, sino que simplemente los padres no sabían que el menor estaba con otro familiar o con un amigo".

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios