Pena, luto y consternación por los jóvenes Domingo y Enriqueta

  • El fallecido, un palermo de 21 años, tenía cuatro hermanas mayores, una de ellas viuda al perder a su marido en otro accidente hace dos años. La otra víctima, de 32 años, trabajaba en el Juzgado de Moguer, donde reinó el silencio.

La conmoción por la muerte de Domingo N.R, un joven de Palos de 21 años de edad, y de Enriqueta O.B., una funcionaria del Juzgado de Instrucción Número 1 de Moguer y oriunda de Palma del Río (Córdoba), tiñó de duelo, conmoción y pena el arranque del día en los municipios de Moguer y Palos de la Frontera.

Aunque el accidente tuvo lugar poco antes de las 08:30 en la avenida Francisco Montenegro de la capital, los datos de la trágica noticia llegaban con cuentagotas a ambas localidades y la confusión de los primeros momentos era aún palpable a media mañana.

En la moguereña plaza de la Coronación, de cuya parada partió a las 07:30 de la mañana el autobús de la empresa Damas con dirección a Huelva, los vecinos comentaban la noticia con la confusión propia que genera la incertidumbre y el estupor. En el cuartel de la Guardia Civil se conocía la desgracia, pero un par de agentes informaba de que las diligencias se llevaban a cabo desde Huelva, concretamente a cargo de la Policía Local.

A pocos metros del Ayuntamiento de Moguer, en el Juzgado de Instrucción Número 1, el silencio más sepulcral era la nota destacable de la jornada. No en vano, allí trabajaba Enriqueta O.B como funcionaria. La jueza, así como el resto de los trabajadores, rehusaron ofrecer cualquier tipo de información al respecto. Pero en las calles y cafeterías, como la situada junto a la oficina de Correos, era inevitable que los moguereños expresaran su preocupación y pena por lo ocurrido en un lunes que resultó negro e inolvidable para las muchas familias afectadas.

Todos ellos lamentaban lo ocurrido, intercambiaban la poca información que circulaba entonces y se preguntaban cuántos vecinos viajaban en el maltrecho autobús y si conocían a alguno de ellos. Porque un total de 33 pasajeros se subieron a ese vehículo siniestrado y, además de los dos fallecidos, tres estaban en estado muy grave y más de una decena leves de diversa consideración.

El alcalde de la localidad, Gustavo Cuéllar, llegó al lugar del suceso a las 09:30, donde expresó sus condolencias a las familias de las víctimas, lamentando la muerte de la vecina residente en Moguer, así como del joven palermo, a cuyo alcalde, Carmelo Romero, tuvo presente. Poco después, el socialista se desplazó a los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, donde se interesó por los afectados.

Palos de la Frontera también lloró la muerte de su víctima. En la calle Vicente Yáñez Pinzón, donde el joven Domingo había vivido hasta hace poco más de 20 días, los vecinos apenas podían articular palabra, intercambiaban sus primeras impresiones y analizaban, algunos entre lágrimas, la posibles causas del accidente originado por el fuerte impacto de varias vigas de hierro transportadas por el camión en el autobús.

"Era un crío, muy alto, rubio y muy guapo. El más pequeño de todos los hermanos. Se crió aquí, en esta calle, pero hace cosa de un mes se fue a vivir con su novia, para lo que alquilaron un pisito. Sus padres viven en el campo, en Rociana", comentaba uno de ellos mientras explicaba que la abuela del joven seguía en el domicilio.

La novia de Domingo, Maribel M.P., de apenas 22 años, viajaba junto a él, pero tuvo más suerte: ingresó en estado muy grave en el hospital sevillano Virgen del Rocío debido a un fuerte traumatismo maxilofacial pero ha salvado su vida.

La joven tuvo que ser trasladada allí en helicóptero desde San Juan del Puerto, ya que la niebla dificultó que el traslado se hiciera desde el mismo lugar del accidente, en la capital onubense, según informaron fuentes del 112.

Otra vecina, por su parte, contaba cómo la mala suerte se ha cebado con la familia de Domingo, que de pequeño jugó en los cadetes del Pinzón: "En agosto de hace dos años ya hubo una tragedia en esa casa porque murió el marido de una de las cuatro hermanas de Domingo y dejó a una niña pequeña". A la espera de conocer los datos del entierro del joven para darle su último adiós, sus vecinos no podían dejar de pensar en sus padres y en su abuela.

En el Ayuntamiento de Palos, el alcalde, que aseguró que tanto Domingo como su novia son muy queridos y conocidos en su pueblo, expresaba su pésame más sincero. "Hay una gran pena en el pueblo porque nos hemos levantado con este desgraciado accidente y la verdad es que todos lo sentimos mucho por estas personas, muy conocidas nuestras, así como por la funcionaria de Córdoba que trabajaba en Moguer", comentaba Carmelo Romero.

El regidor, además, aseguró que cuando se produce un fallecimiento y las víctimas son tan jóvenes, la conmoción es mayor", lamentando además que, por desgracia, Palos tenga "mucha experiencia en accidentes con personas jóvenes".

Domingo, según explicó el alcalde, trabajó con el Ayuntamiento de Palos como peón de albañil hasta hace diez días, terminando su contrato el 20 de septiembre. Y el padre de la novia, de Maribel, también trabaja en el Consistorio. Precisamente Romero habló por teléfono con el padre de la joven y, según señaló, su vida no corre peligro, noticia que celebró. "Se encuentra grave, pero fuera de peligro y no se teme por su vida", señaló Romero, deseándole una pronta recuperación.

En el autobús de la línea Moguer-Palos-La Rábida-Huelva viajaban fundamentalmente vecinos de Palos y Moguer, por lo que Romero se desplazó a primera hora de la mañana, al conocer la noticia, hasta el lugar de los hechos. Sin embargo, aseguró que la Guardia Civil no le permitió acceder, decisión que acató sin ningún problema porque, tal y como señaló, "allí nosotros no hacíamos nada".

El Consistorio, según avanzó, no decretará ningún día de luto porque, en sus palabras, "nosotros el luto lo llevamos en el corazón". "Nuestro sentir en Palos con todos los jóvenes que han muerto en accidentes, que por desgracia han sido muchos, se ha demostrado al volcarse el municipio en atender y consolar a las familias, que son los necesitados. Lo que toca ahora es estar al lado de los padres y hermanos", señaló el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios