La Policía local descarta alcoholemia, exceso de velocidad y mala visibilidad

  • Se barajan varias hipótesis para esclarecer las causas del accidente entre un camión y un autobús de Damas. El siniestro deja dos víctimas mortales, tres heridos graves y 14 de carácter leve.

Comentarios 47

La niebla con la que amaneció la jornada se quedó en mera anécdota y el negro velo de la tragedia quiso ser la única protagonista de un lunes negro que segó dos vidas, dejó a otras tres en estado muy grave y a 14 heridos leves. Un accidente entre un camión de la empresa Comeut y un autobús de la línea Moguer-Huelva de Damas que transportaba a 33 personas teñía de luto la jornada justo en el día en que el nuevo Consorcio Metropolitano de Transporte iniciaba su andadura.

El accidente se produjo sobre las 08:25 en la avenida Francisco Montenegro de la capital, cuando la carga del camión (siete vigas de hierro) embistió el lateral trasero derecho del autobús al realizar un giro para entrar en la calle Calderón de la Barca.

La Policía Local de Huelva, que centraliza la investigación para esclarecer las causas del accidente, trabaja sobre varias hipótesis (que ha preferido no desvelar). De momento ya se ha descartado la alcoholemia de alguno de los conductores (después de que ambos diesen negativo en la prueba que se les realizó poco después del siniestro), así como el exceso de velocidad y la mala visibilidad. Ésta última se excluyó a pesar de que el día amaneció nublado.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron a Huelva Información que el autobús estaba "rebasando" al camión en el momento en el que se produjo el dramático siniestro y que será a partir de los datos que se vayan analizando "para recomponer el puzle" cuando se pueda hablar del motivo que llevó al trágico accidente. De esta forma, continúan las pesquisas para arrojar luz sobre lo sucedido, en lo que mucho tendrá que ver lo que ambos conductores declararon ante los responsables de la investigación, además del análisis del estado en el que quedaron los vehículos, así como el de la zona donde se registró el impacto.

Numerosos efectivos de la Policía Local, Guardia Civil, Policía Nacional, miembros de la Autoridad Portuaria, Protección Civil y agentes del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento, que participaron en las labores de excarcelación de heridos, así como los servicios sanitarios del 061, se desplazaron rápidamente al lugar del suceso, donde se estableció el correspondiente cordón policial y se cortó el tráfico para facilitar las labores de rescate y el aterrizaje del helicóptero sanitario, que finalmente abandonó la zona y se desplazó hasta San Juan del Puerto debido a problemas de visibilidad.

Entre cristales y restos del autobús, que quedó cercenado por el impacto de las vigas, los agentes iniciaban el atestado de un accidente cuya estampa final encogió el corazón de los allí presentes. No en vano, el autobús siniestrado dejaba ver su maltrecho interior y daba una idea certera del alcance del accidente.

La parte trasera del vehículo, que partió de Moguer a las 07:30, con paradas en Palos de la Frontera y La Rábida antes de dirigirse a la estación onubense, quedó expuesta fruto del impacto de las enormes vigas. Los asientos de la parte posterior estaban aplastados por el fuerte golpe y la vía era un reguero de piezas y cristales.

A unos metros, estacionado en la calle Calderón de la Barca, estaba el el camión, portando su carga en su sitio a excepción de la viga de más tamaño, que como consecuencia del impacto se desplazó unos centímetros desde la cabeza. Esta viga, que sobresalía unos tres metros del camión, llevaba la señalización roja y blanca obligatoria, tal y como podía comprobarse a simple vista, y lucía los restos de la pintura verde del autobús de Damas con el que había impactado.

A pesar del intenso tráfico de vehículos que se registra diariamente en la zona donde se produjo en siniestro (por las numerosas empresas que se concentran en ella), fuentes de la Policía Local destacaron a este periódico que no se trata de un punto conflictivo y que "no se recuerda" que haya habido accidentes serios en los últimos años.

Hasta la zona se desplazaron el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, junto con la teniente alcalde de Seguridad del Ayuntamiento, Carmen Sacristán, y el jefe de la Policía Local, Miguel Olivares, así como el subdelegado del Gobierno, Enrique Pérez Viguera; el delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, y el primer edil de Moguer, Gustavo Cuéllar, entre otras personalidades que quisieron estar al lado de las víctimas.

La avenida permaneció cerrada al tráfico en ambas direcciones, aunque posteriormente sólo en dirección hacia Huelva. Se abrió de forma definitiva en los dos sentidos a las 11:00.

Muchos trabajadores de la zona y algunas personas que hacían deporte por el carril-bici que discurre en dirección contraria a la vía en la que se produjo el suceso contemplaban atónitas desde lejos los restos del impacto, mientras los agentes iniciaban el atestado con las oportunas mediciones in situ. Ahora es el momento de las investigaciones y de esclarecer las causas de un accidenet que ayer tiñó de luto el arranque de la semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios