Roca será absuelto en su primer juicio por delito urbanístico

  • Las acusaciones retiran los cargos contra él y el fiscal pide año y medio para Muñoz

Juan Antonio Roca, ex gerente de Urbanismo de Marbella y presunto cerebro del caso Malaya, ha salido airoso de su primer juicio por delito urbanístico. Las acusaciones populares, ejercidas por Los Verdes, IU e Isabel García Marcos, retiraron ayer los cargos contra él al final del juicio por el caso Incopromar y la juez anunció, por tanto, que la sentencia será absolutoria. La Fiscalía mantuvo su línea inicial y sólo acusó a los miembros de la comisión de gobierno de Marbella que dieron la licencia en julio de 1997. El Ministerio Público reclama un año y medio de prisión para el ex alcalde Julián Muñoz y otros cinco ex ediles del GIL por un delito contra la ordenación del territorio.

José Luis Sierra, ex asesor jurídico de Jesús Gil, sigue acusado. IU y Los Verdes sostienen que fue cooperador necesario de un delito urbanístico por redactar un informe que pretendía amparar las licencias concedidas según el PGOU promovido por el GIL, que nunca fue aprobado. A Muñoz y a los ex ediles los imputan como autores de ese mismo delito. La acusación de García Marcos, ex portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Marbella y ahora procesada en el caso Malaya, también considera a Sierra cooperador necesario, pero no de un delito contra la ordenación del territorio. Su abogado, José Carlos Aguilera, expuso en su informe final que el PGOU de 1986 no estuvo en vigor hasta 2000.

El Juzgado de lo Penal número 8 de Málaga ha enjuiciado durante tres jornadas la concesión de una licencia de obras a una sociedad del periodista fallecido Antonio Herrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios