Unos 2.000 prejubilados no cobrarán este mes a causa del caso de los ERE

  • La nueva orden sobre estas ayudas y los autos judiciales sobre posibles prevaricaciones retrasan los pagos, adelantados durante dos meses por las aseguradoras · Empleo convoca una reunión la semana próxima

Comentarios 64

Alrededor de 2.000 prejubilados que salieron de sus empresas gracias a las ayudas que la Consejería de Empleo y la agencia IDEA concedían para situaciones de crisis no cobrarán la paga de este mes de abril, según han explicado las agencias aseguradoras que intervienen en este proceso. Varias compañías de seguro llevan dos meses adelantando el dinero ante la falta de pago por parte de la Junta, pero en abril ya no aportarán más fondos, de no ser que la Consejería de Empleo e IDEA -de la Consejería de Innovación- resuelvan el problema. Y el impedimento no es otro que un efecto colateral del llamado caso ERE, investigado en Sevilla por la juez Mercedes Alaya. En varios de sus autos, la instructora declara que no sólo instruye el fraude cometido en algunas prejubilaciones, materializado con la inclusión de intrusos, sino el propio sistema administrativo de estas ayudas, que se realizaba mediante una transferencia de explotación desde la Consejería de Empleo a la Agencia IDEA.

En su último auto del 30 de marzo, la jueza aseguró que estaba investigando un posible delito de prevaricación por parte de quienes aprobaron este sistema y lo mantuvieron, por tanto, hasta que el pasado 1 de abril fue modificado. Ello ha provocado dos complicaciones. La primera, el recelo de parte de los funcionarios responsables, en especial en la Consejería de Hacienda, a seguir dando el visto bueno a un sistema de pagos cuya ilegalidad ha sido señalada por la juez, y la segunda, algunas dudas sobre si las condiciones que marcan la nueva orden son trasladables a las prejubilaciones anteriores.

La orden asegura mayor rigor y es menos discrecional, pero hubiera impedido, por ejemplo, las prejubilaciones de Delphi. El artículo 5 de la orden mantiene que el trabajador debe aportar a la póliza de prejubilación el 100% de lo recibido como indemnización por su empresa, pero en el caso de esta compañía de componentes de automóviles se aportó el 40%. Los prejubilados afectados por los impagos no son aquellos cuyos ERE están siendo cuestionados por la juez por haber encontrado alguna ilegalidad. El problema se extiende a todos. Algunas fuentes consultadas explican que, de seguir el problema, podrían salir perjudicados la totalidad de los prejubilados con ERE vivos, cerca de 6.000.

La práctica habitual es que la Consejería de Empleo transfiera a IDEA una cantidad mensual para los llamados ERE vivos; este dinero va a las aseguradoras a través de las agencias de asesoramiento de seguros. Si se rompe la cadena de pagos, los trabajadores no tienen asegurado el dinero que deben recibir todos los meses hasta su jubilación a los 65 años.

Prejubilados de varias bodegas de Jerez, a los que se unieron los de las empresas auxiliares de Delphi, se concentraron ayer en una sede de la Junta para exigir una solución a estos retrasos. Los prejubilados confían en que una reunión convocada en la Consejería de Empleo el próximo martes resuelva este asunto.

No obstante, estos manifestantes de Jerez negaron que la liquidación de la aseguradora belga Appra Leven explique sus casos, como se afirma desde la Consejería de Empleo, ya que es Generali (antes Vitalicio) la que se hizo cargo de sus pólizas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios