real betis

Cara a cara fructífero

  • Lopera se ve con Chaparro y éste le expone sus preferencias para el proyecto · Esta semana debe producirse la respuesta

Comentarios 12

Manuel Ruiz de Lopera ya conoce de primera mano las pretensiones de Paco Chaparro, tras la reunión mantenida en la mañana de ayer. El trianero acudió poco antes de las once de la mañana a las oficinas de la calle Jabugo y no las abandonaría, acompañado del director deportivo, Manuel Momparlet, hasta pasadas la una y media de la tarde. "No puedo comentar nada", señaló escuetamente el trianero a su salida, donde se mostró sonriente pero sin querer profundizar en los comentarios. Ahora ambas partes se tomarán unos días para decidir qué aspectos son más imprescindibles en el futuro de la entidad.

El cónclave sirvió para que Chaparro le hablara alto y claro a Lopera, como ya había hecho en anteriores ocasiones con Momparlet, con la intención de aclarar las áreas que pretende mejorar de cara a su continuidad en el club. Lopera sí se mostró receptivo a las cuestiones planteadas, pese a que matizó algunas de ellas, haciéndole ver al trianero que la capacidad económica del club es limitada. De todas formas, Chaparro, junto a Lopera y Momparlet, analizó la temporada del equipo y realizó un balance tanto de los aspectos positivos como negativos que se ha encontrado en estos seis meses al frente del club.

Desde la propia entidad verdiblanca, que se expresó a través de uno de sus medios oficiales, se le restó trascendencia al encuentro entre las partes para comentar que fue una más de las reuniones para planificar la próxima temporada. Pero el paso al frente de Lopera está dado y ya va conociendo el límite de las exigencias de Chaparro, algo necesario para ir eliminando las asperezas que han surgido durante esta guerra fría.

Pero no sólo de cuestiones deportivas se habló en esas más de dos horas de reunión, sino que Chaparro volvió a poner encima de la mesa otras cuestiones que considera importantes para el futuro del Betis. Las mejoras en la ciudad deportiva, algunos cambios en los organigramas del club y una mayor capacidad de comunicación entre las partes fueron otros de los asuntos a discutir y que se deberán resolver antes de esta semana.

Ésa es la fecha límite colocada entre las partes, que en estos días tendrán que decidir hacia dónde dirigir la inversión disponible para esta temporada, para intentar satisfacer tanto las pretensiones de Lopera como las del propio Chaparro. Desde el entorno del trianero se era optimista en cuanto a la posibilidad de que se alcancen los suficientes puntos en común para llegar a un acuerdo esta semana, mientras que los más cercanos a Lopera eran más prudentes a la hora de valorar estas cuestiones.

Pese a todo, el consejero delegado ha continuado en las últimas horas contactando con algunos técnicos para conocer sus pensamientos. Iñaki Ibáñez, agente del ex espanyolista Ernesto Valverde, negó los mismos, aunque éstos existieron la semana pasada. Al técnico no le seduce en demasía la posibilidad de entrenar para el Betis, aunque es una de las opciones que tiene encima de la mesa. Algo parecido ocurrió con el entorno de Marcelino García Toral, ex técnico del Racing, al que se sondeó, pero que respondió con una negativa rotunda tras el fracaso de la temporada pasada.

El vis a vis entre Lopera y Chaparro se considera el primer paso hacia la renovación, al colocarse puntos en común. ¿Serán suficientes para ambos?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios