Contra Oliver y compañía

  • Bosch anuncia que el Betis emprenderá acciones de responsabilidad contra todos los consejeros de la etapa del 'okupa' · Manuel Castaño muestra su indignación y defiende que tiene las "manos limpias".

Comentarios 5

En principio, pagarán justos por pecadores. Todos los integrantes del consejo de administración cuya cabeza visible fue Luis Oliver se verán sometidos a una acción de responsabilidad, según anunció, en virtud de su condición de administrador judicial, José Antonio Bosch, quien detalló los motivos que justifican semejante actuación, aunque luego aclararía que la ley no permite hacer excepciones y que, posteriormente, se verá el grado de responsabilidad de quienes fueron administradores del club entre el 1 de julio y el 13 de diciembre de 2010, como solicitó Adolfo Cuéllar, es decir, dirimir quién fue realmente culpable y quién menos o ni siquiera lo fue.

Bosch destacó que los administradores judiciales ya detectaron unas "irregularidades" de las que dieron traslado al Juzgado de Instrucción Número 6 y que lo que eran "sólo indicios" se convirtieron en "pruebas fundadas", según investigación de la Policía Judicial.

De ahí que promoviese y aprobase (con su 51,34% bastaba) la acción social de responsabilidad contra José León, Jaime Rodríguez-Sacristán, Manuel Castaño, Francisco Nuchera, Luis Navarro, Ángel Martín, José María Blanco, Antonio Álvarez, Rufino González, Luis Oliver, Ángel Bergara, Eduardo Peña, Juan Carlos Roldán, Luis Rementería y Joaquín Zulategui. La misma se concreta en la acción u omisión en el traspaso de Mehmet Aurelio al Besiktas, por comisiones de 354.000 euros; de Sergio García al Zaragoza (590.000); contrato de Orion por trabajos no prestados (145.500); con Deleitas (35.400); y dos con Lucerna Tecnologies (13.806 y 13.807).

Manuel Castaño, único presente en la sala, se defendió en base a su beticismo y su trabajo. "Tengo las manos limpias, he puesto mi dinero en el Betis y ustedes lo saben", espetó con vehemencia a la mesa.

Fue el punto caliente de la Junta General de Accionistas del Betis y, en cierto modo, la sorpresa, ya que aunque en otras ocasiones se había anunciado, no constaba de forma escrita en los puntos del orden del día, si bien se incluyó en el apartado primero tras anunciar Bosch que no aprobaba la gestión de ese consejo pero sí la del surgido el 13 de diciembre y cuya gestión de la temporada anterior concluyó a 30 de junio de 2011. La mayoría de la asamblea votó en todos los puntos en el mismo sentido que el hoy único administrador judicial.

Aunque el consenso fue generalizado durante toda la asamblea, que se desarrolló con la mayor corrección, Emilio Soto, de Béticos por el Villamarín (BxV), y José Antonio Tirado, de Por Nuestro Betis (PNB), reivindicaron ante Bosch mayor participación de sus asociaciones. Soto dijo que no fuese como un "niño que dice que la pelota es mía y sólo juego yo" y Tirado, igualmente, lo conminó a dar cabida a que el deseo del "Betis de los béticos" pudiese hacerse realidad. "Porque la Audiencia ya ha dictado que usted tiene que velar por los intereses del Betis", añadió Soto, a lo que Bosch replicó que el Betis está abierto y que aceptará todo tipo de propuestas concretas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios