Renato, un actor secundario que asume su nuevo papel

  • El brasileño acepta su rol de suplente en la plantilla y habla ya de UEFA, aunque sin descartar la Champions

Comentarios 1

La desaparición de las rotaciones en el Sevilla ha tenido esta temporada un perjudicado con mayúsculas: Renato. El brasileño, pieza clave la pasada campaña e, incluso, al inicio de ésta con Juande, ha perdido el sitio con Manolo Jiménez. Pese a todo, el medio centro no alza la voz y prefiere pasar de puntillas por una suplencia que acepta y que considera, quizá como la temporada del equipo, de transición.

"Hay que aceptar los cambios. Eso es cosa del entrenador. Sigo trabajando para cuando me dé la oportunidad estar al máximo nivel. Es cierto que el año pasado jugué más, pero el técnico es quien decide y elige a los que considera mejores para cada momento. Todos somos importantes, y los que no juegan deben ayudar a los titulares", destacó el sevillista, quien no descarta alcanzar la Liga de Campeones, aunque en su discurso ya suena la palabra UEFA también: "Todavía tenemos la oportunidad de alcanzar nuestro primer objetivo, que es la Champions. No sé si tendremos que ganar siete de los ocho partidos que quedan. Con seis, si los de arriba no puntúan, también nos puede valer, pero si no tampoco podemos descartar la UEFA, porque los de abajo están apretando", recalcó el futbolista.

No en vano, este Sevilla no es el de cursos anteriores. Renato lo admite, aunque espera que el equipo vuelva por sus fueros. "Sabíamos que era complicado mantener el alto nivel al que llegamos, pero ese nivel tiene que volver", señaló el protagonista, que prefiere obviar todos los rumores sobre traspasos y fichajes del entorno blanco: "Cada año es lo mismo. Claro que algunos saldrán y que otros llegarán, pero la gente está centrada ahora mismo en sacar esto adelante. En el caso de Daniel y Luis Fabiano, sé que están muy bien aquí y que tienen contrato en vigor", insistió.

Renato también se refirió a la reunión "informal" que sus representantes mantuvieron en Madrid con los dirigentes hispalenses. "Tengo tres años de contrato, estoy muy a gusto aquí y he tenido, además, a mi segundo hijo aquí. Ojalá pueda cumplir mi contrato hasta el final, porque el club me ha dado mucha confianza desde que llegué de Brasil", afirmó el jugador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios