La dificultad del sueño

  • Marcelino, muy ilusionado con la Copa desde su llegada, acoge con realismo el cruce con el tercer favorito · Cuatro de las cinco veces que el Sevilla eliminó al Valencia llegó a semifinales; dos, a la final.

Comentarios 7

El rey de copas de la última década no va de favorito en la primera eliminatoria de peso de la presente edición. El Sevilla, que en los últimos siete años ha disputado cinco semifinales y ha ganado dos títulos, confirmándose como el mejor del torneo en este periodo, vive una etapa de incertidumbre, por lo que el cruce con el Valencia, confirmado como tercer equipo de España y, por tanto, tercer favorito al título de la Copa del Rey, deja un poso de crudo realismo en el entorno del equipo. En particular, Marcelino, que llegó a Sevilla con mucha ilusión por poder disfrutar de finales y títulos, tiene en la Copa el único enganche para ello, tras la caída europea. Pero el propio técnico reconoce la dificultad de conseguir su sueño.

En Nervión se agarran al orden de la eliminatoria. El partido de ida se juega en Mestalla, un Valencia-Sevilla que cierra la jornada de los octavos de final de la Copa del Rey, el próximo jueves 5 a las 22:00, el día de la cabalgata de los Reyes Magos. La vuelta será el miércoles 11, también a las diez. Y la posterior trayectoria tampoco sirve para levantar el ánimo a los escépticos. El hipotético cruce de cuartos sería con el ganador del Alcorcón-Levante y la posterior semifinal presenta la tremenda dificultad de un posible cruce con el Barcelona o el Real Madrid.

Desde dentro del club se reconoce que, por el momento que vive cada equipo, el Valencia es el favorito en esta eliminatoria, pese a que la trayectoria copera del Sevilla en los últimos años es superior, aunque no debe olvidarse que a Mestalla han ido un par de títulos también en la última década. Y esta evidencia, la de un presente más halagüeño a orillas del Turia que del Guadalquivir, se une a las tremendas estadísticas históricas a favor de los valencianos. El fútbol depende mucho de lo anímico y en este momento el equipo de Unai Emery tiene el viento más en la popa que el de Marcelino García Toral.

"Es uno de los rivales más difíciles que nos podían tocar en suerte -reconoció el asturiano en SFC Radio-, y el hecho de jugar allí el primer partido nos puede dar alguna ventaja, pero había otras opciones para superar los octavos con un rival más fácil. Ahora toca afrontarla con el máximo optimismo para superar la eliminatoria". Realismo objetivo. "Va a ser una eliminatoria tremendamente igualada y los mínimos detalles la van a decidir. No creo que haya mucha diferencia entre estos dos equipos, la eliminatoria está muy abierta". Necesario optimismo.

Históricamente, además, el Valencia es un auténtico coco copero para el Sevilla. De 16 cruces, 15 eliminatorias más una liguilla en 1928, los de Nervión únicamente salieron victoriosos cinco veces. Ahora bien, de esas cinco, cuatro alcanzarían luego las semifinales y dos, la final. En 1955 y en 1962 perdería la finalísima el Sevilla frente a Athletic y Real Madrid. Y en 1981 y 2009, cayó en la semifinal ante Sporting y Athletic.

En Valencia aún existe resquemor por este último cruce, que se produjo en cuartos y se definió con un gol sobre la bocina de Squillaci (2-1) tras el 3-2 de la ida. Luego llegaría aquel batacazo en San Mamés. Además, el actual precedente liguero en Nervión, aquel polémico y épico 1-0, añade picante a la eliminatoria.

El partido de ida, en la gozosa víspera de Reyes, cogerá en frío a ambos, lo que puede ser una ventaja para el Sevilla, pues el equipo de Emery se fue lanzado a las vacaciones, afianzado como tercero de la Liga y superando con mucha más claridad a un Segunda B (el Cádiz, 0-0 y 4-0) que los de Marcelino, aunque eliminado de la Champions. El asturiano iniciará 2012 con un reto de gran altura, comenzar el año con buen pie y darle continuidad a su sueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios