Las obras impiden jugar la vuelta en el Sánchez-Pizjuán

  • El Lleida solicitó, según informó 'Catalunya Radio', disputar el encuentro en el coliseo sevillista.

El deseo del Lleida no podrá cumplirse. El conjunto catalán, según informó durante el día de ayer Catalunya Radio,habría solicitado el disputar la vuelta de su eliminatoria ante el Sevilla Atlético en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, aunque se habrían encontrado con la negativa de la entidad, ya que las obras que se están llevando a cabo en el coliseo sevillista, que se prolongarán prácticamente durante todo el verano, impiden que el encuentro se celebre ahí.

Según informaron en la radio catalana, el motivo por el cual el conjunto ilerdense habría solicitado la disputa del encuentro de vuelta en Nervión tiene que ver con la capacidad del mismo. Y es que en el campo principal de la ciudad deportiva, donde se disputará la vuelta, apenas puede acoger a unos cientos de aficionados del equipo visitante, y los catalanes, ante el reto que supone estar a las puertas de un ascenso, pretendían estar bien acompañados por su fiel infantería, que hubiera sido mayor, estiman, en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Sin embargo, la petición del Lleida no se pudo satisfacer debido a las obras de acondicionamiento que se están realizando en el estadio, que cumple su segunda fase. El encuentro se disputará en el Viejo Nervión, campo central de la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios, que cuenta con un aforo de unas 5.500 personas.

El último encuentro que el Lleida disputó en el Sánchez-Pizjuán corresponde a la temporada 2000-2001, cuando el cuadro hispalense, entrenado por Joaquín Caparrós, se impuso por 2-0.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios