Betis | villarreal · sala de prensa

"No quiero hablar para no 'enfollonar' más"

  • Chaparro declina tocar el asunto de su renovación, no da la permanencia por certificada y muestra su enfado con el árbitro

Visiblemente molesto con el árbitro de la contienda, el cántabro Teixeira Vitienes, Paco Chaparro realizó una comparecencia breve pero no por ella ausente de significado. El entrenador del Betis declinó tocar el asunto de su renovación de contrato, aunque lo hizo con una frase que deja muy a las claras cuál es la situación de las relaciones con los mandamases del club heliopolitano. "No quiero hablar de eso, ni quiero decir algo que pueda enfollonar más el asunto", dijo lacónico.

Preguntado por si esperaba un refrendo de la afición verdiblanca a su continuidad en la tarde de ayer, el técnico sevillano declinó expresarse al respecto: "No quiero hablar de eso, si hay algo es mi trabajo y mi trabajo lo tienen que respetar los jugadores y demás, y después que llegue lo que tenga que llegar. No me voy a preocupar de eso, sólo de que se salve el Betis, ni quiero decir algo que pueda enfollonar el asunto. Cuando llegue lo que sea, se hablará".

Si se notó reticente a declarar en público su pensamiento sobre la situación de su futuro, cuando habló de su expulsión sí se mostró descaradamente molesto con la actitud de Teixeira Vitienes: "El línea se ha acercado y ha dicho que no pasa nada. Bueno, pues vale, vale. Y el árbitro ha dicho que estoy expulsado. ¡Yo qué sé!, lo del árbitro no tiene importancia, están ahí , mandan en el campo, pero si consultan al línea es para echarle cuenta. Por eso me he acercado, pero él ha llegado y ha dicho: aquí estoy yo, pistolero", dijo Chaparro muy gráfico sobre la actitud petulante del colegiado cántabro. A partir de ahí, se encendió. "No se puede andar así en un partido de Liga, reclamar una falta a Capi no es motivo para echar a un entrenador, no quiero hablar del árbitro", insistió.

Más pausado, trató de analizar el partido frente al Villarreal: "Nos han devuelto la moneda de lo que pasó allí. En su casa dominaron y ganamos nosotros. Los hemos tenido ahí y no hemos sido capaces de terminar de forma positiva el partido. Pero de seis partidos hemos ganado cuatro, y el equipo domina, controla, hace cosas que tiene que hacer un equipo de Primera División en casa. Después puedes ganar o perder, aunque yo creo que jugando así ganaremos más que perderemos, pero a ver si ocurre. Tenemos anotadas doce ocasiones, no han entrado y hay que felicitar a los jugadores, que han sabido amarrar a un equipo tan peligroso como el Villarreal". Por último, no dio por certificada la permanencia todavía: "Hasta que no tengamos los puntos no digo que estamos salvados, tenemos que sacar dos puntos más, porque la cosa va a estar dura hasta el final".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios