Aena prevé un beneficio antes de impuestos de 16 millones para 2011

  • El ente augura un aumento en los pasajeros del 6%, hasta los 200 millones · El nuevo Gobierno tendrá que decidir si continúa con el proceso de privatización o lo modifica

Aena prevé obtener un beneficio antes de impuestos de 16 millones de euros para 2011, "una buena noticia" para el presidente del gestor aeroportuario, Juan Ignacio Lema, si se tiene en cuenta que cuando ocupó su cargo, en abril de 2009, las previsiones apuntaban a que el ente, con el volumen de tráfico y estructura de costes anteriores, no ganaría dinero hasta 2017.

El Grupo Aena logrará un beneficio consolidado de unos dos millones de euros este año, que sumados a los de sus filiales Aena Internacional y Centros Logísticos Aeroportuarios, Clasa, permitirán a la compañía abandonar los números rojos cinco años antes de lo previsto. Ya en abril el Gobierno avanzó que de confirmarse la recuperación del tráfico aéreo Aena entraría en beneficios en 2012.

"Navegación Aérea tendrá beneficios, pero Aeropuertos todavía no", reconoció Lema. Esto se debe a la reforma estructural del control aéreo, que ha supuesto la reducción de la masa salarial de los controladores y al programa de austeridad, ya en vigor, para reducir sus costes en 700 millones de euros en cuatro años. En 2010, Aena redujo un 55% sus pérdidas, hasta 157 millones.

Lema defendió que los datos demuestran que tanto la nueva ley de control como el convenio colectivo, a raíz del laudo, están "dando buenos resultados".

Operativamente, las tarifas de ruta (control) se redujeron un 7,5% en 2010, aún vigentes este año, y se volverán a rebajar otro 7,5% en 2012. "En 2008, con una tasa de ruta de 84 euros de media, perdimos 200 millones de euros en Navegación Aérea; hoy, con 78 euros, ganamos dinero", apuntó.

La puntualidad en los aeropuertos de la red mejoró un 10% el pasado mes de octubre respecto al mismo mes de 2010, las demoras en navegación aérea mejoraron un 70% y los índices de seguridad mejoraron un 20% en los diez primeros meses del año.

Sin embargo, la CE ha recomendado a España, entre otros países (Reino Unido, Alemania, Austria y Francia), que impulse medidas para reducir el retraso medio de vuelos ligados a la gestión del tráfico aéreo y a la reducción de costes y le ha dado un plazo de dos meses para revisar su plan nacional para cumplir con los objetivos marcados para 2014. Lema reconoció que "quedan muchas cosas por hacer" y aseguró que los parámetros marcados para 2014 implican "un proceso progresivo".

Sobre el aplazamiento de las licitaciones de las concesiones de Madrid-Barajas y el Barcelona-El Prat hasta el próximo 31 de enero, Lema insistió en que conceder una prórroga de tres meses era "lo más sensato", ante las dificultades de financiación manifestadas por los consorcios que pujan por dichos contratos. No obstante, admitió que el nuevo Gobierno será "el que lógicamente tenga la última palabra para decidir si continúa con el proceso o lo modifica".

En cuanto al volumen de tráfico, la red de Aena Aeropuertos cerrará 2011 con un aumento del 6%, que rondará los 200 millones de pasajeros, según avanzó Lema. En 2010, recibieron 192,78 millones de viajeros, un 2,7% más. Para 2012, las previsiones "no serán tan buenas como este año, pero serán positivas".

Respecto a la huelga de Iberia, Lema reiteró que el ente "facilitará la operación en todo lo que sea posible, siempre dentro de la legalidad, y pondrá todo de su parte para que el conflicto se solucione y no tenga lugar, si es posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios