Clesa avaló operaciones de Nueva Rumasa equivalente a 18 veces su patrimonio neto

  • La empresa láctea respaldó operaciones financieras y mercantiles por un importe de 766 millones de euros, lo que representa más de tres veces la cifra de negocios

Comentarios 1

Clesa afianzó y avaló, junto a otras sociedades, operaciones financieras y mercantiles de empresas pertenecientes a Nueva Rumasa por un importe de 766,58 millones de euros, lo que representa más de tres veces la cifra de negocios y 18 veces el patrimonio neto de la empresa láctea en el ejercicio 2009. 

El montante equivale además a 75 veces su margen de explotación y a 2,5 veces el pasivo total de la compañía, según recoge el informe de la administración concursal. Pese a que Clesa reconoció en el verano de 2010 que se encontraba en una situación económica y financiera que precisaba un ajuste "importante" para poder lograr un futuro de continuidad, la láctea realizó con posterioridad diversas operaciones que le reportaron ingresos, aunque los transfirió a otras sociedades.  

En concreto, Clesa transfirió en julio de 2010 un total de 7,71 millones de euros, recibidos por la venta de participaciones de Grupo Dhul, a la sociedad Bardajera (que funcionaba como 'caja única' en Nueva Rumasa), a la que también transfirió 1,26 millones aportados por terceros entre diciembre de 2010 y febrero de 2011 con el fin de suscribir una ampliación de capital que todavía no ha sido formalizada.  Asimismo, la empresa láctea vendió el 3 de diciembre del pasado año el 5% del capital social de Cacaolat por nueve millones de euros a la sociedad Esteve Cavaller, pero, según el informe, el pago se realizó mediante cheque bancario a favor de la firma de batidos.

Captación desesperada de fondos

Según los administradores, en ese ejercicio la situación económica y financiera de Clesa y de las demás sociedades del grupo "es tan desesperada que se estipulan contratos de préstamo con particulares a un interés notablemente superior al normal del mercado", con garantía personal de miembros de la familia Ruiz-Mateos. En el marco de esa estrategia de "captación desesperada de fondos", Clesa acordó contratos de préstamos con particulares o garantizó los préstamos concedidos por particulares a otras sociedades del grupo.  

Entre otros, la administración concursal cita un préstamo de un millón de euros concedido por dos prestamistas, al 12% de interés anual, con devolución a dos años a contar de la fecha de la escritura pública (8 de julio de 2010) y garantizados solidariamente por Grupo Dhul, José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada y Zoilo Ruiz-Mateos Rivero.

Más de 45 millones de deuda financiera pendientes de pago

Por otro lado, según la información facilitada por la concursada a la administración concursal, los préstamos bancarios de Clesa pendientes de pago ascendían a 45,86 millones de euros, entre ellos uno de 28 millones de euros con Royal Bank of Scotland (RBS), otro de 6,5 millones con Caixa Galicia y otro con el Banco de Santander por 5,8 millones de euros.  Entre las entidades figura también Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), con la que Clesa suscribió sendos préstamos ICO por un importe total de 2,25 millones de euros.  

Del informe de la administración concursal también se desprende el saldo pendiente con las administraciones públicas, que se eleva a 17,5 millones de euros, la mayor parte, un total de 13,78 millones de euros, correspondiente a organismos de la Seguridad Social.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios