Internacionalización

Las empresas andaluzas se protegen contra los impagos

  • La póliza lanzada por Extenda y Cesce para cubrir incidencias en el extranjero ya cuenta con 94 firmas suscritas, una cifra que multiplica por seis la de hace dos años

Comentarios 0

El 50 por ciento de las empresas que empiezan a vender en el extranjero no termina consolidándose como una firma exportadora, a consecuencia de alguna experiencia negativa vivida en el proceso, muchas veces relacionada con los cobros. Teniendo en cuenta que uno de los grandes objetivos del Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza pasa por que buena parte de las firmas que hoy exportan esporádicamente lo hagan de forma estable, Extenda -Agencia Andaluza de Promoción Exterior- se alió en 2005 con la compañía especializada Cesce para lanzar una póliza destinada a cubrir las incidencias que padezcan las pymes de la región al inicio de su andadura en el exterior. Con ello, no sólo se reducían las posibilidades de impagos, sino que además se ponía en el mercado un producto específico para firmas con exportaciones inferiores a los 600.000 euros.

"Hasta entonces, las pólizas que había estaban pensadas para dar cobertura a grandes volúmenes de ventas [un mínimo de entre 6.000 y 8.000 euros anuales], de manera que contratarlas resultaba excesivamente caro", señala al respecto Beatriz Feichtenberger, técnico del Departamento de Consultoría de Extenda. Esto explica que el grueso de las firmas andaluzas con escaso recorrido en la tarea de exportar lo hagan sin seguro, solicitando el pago por adelantado a sus clientes -con las suspicacias y la pérdida de operaciones que eso puede conllevar- o asumiendo el riesgo de no cobrar nunca lo que vendieron. Un riesgo que, tal y como está hoy la coyuntura económica y financiera, puede resultar muy caro.

La póliza de Cesce y de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior se renueva anualmente y, aunque en un principio las empresas podían suscribirla por un periodo máximo de dos ejercicios, a partir de este año el plazo se ampliará a tres. "Hemos visto que las pymes que se deciden a exportar no lo hacen realidad en el primer año; ese tiempo lo dedican a conocer a sus futuros clientes, a organizar las operaciones..., por lo que el seguro sólo les era útil durante el ejercicio siguiente", aclara la técnico de Extenda. Beatriz Feichtenberger subraya que, a diferencia de lo que existe en el mercado, la cuota (única) a pagar por la firma asegurada se establece en función del volumen de exportaciones hechas a lo largo del año anterior, y no de las previstas para el nuevo.

Esa cuota oscila entre un mínimo de 500 euros y un máximo de 1.500, y permite cubrir hasta un 85 por ciento del riesgo comercial (insolvencia de hecho o de derecho, negativa expresa o tácita del importador a retirar la mercancía sin causa que lo justifique...), mientras que para el político o extraordinario (que la empresa no pueda cobrar por un cambio repentino en la estabilidad política o jurídica de un país) garantiza prácticamente la totalidad del montante de la factura. En caso de que se dé algún pago fallido, la pyme titular de la póliza tardará entre seis y siete meses en recibir el dinero del seguro.

Este servicio echó a andar con 16 empresas en nómina y, a cierre de 2007, ascendían a 94, de modo que la cifra se ha multiplicado casi por seis en tan sólo dos años. De cara a 2008, Extenda calcula que alcanzará las 150, para llegar al techo de las 200 en 2010.

La complicada situación económica actual contribuirá a la consecución de esas cifras, ya que las propias empresas tomarán conciencia de la importancia de reducir riesgos. "El cambio de clima empieza a notarse, y en 2007 el número de clientes extranjeros en los que bajó la fiabilidad del cobro aumentó mucho", indica Feichtenberger, quien subraya que la cantidad de impagos declarados ese mismo año por las firmas suscritas a la póliza Extenda-Cesce se elevó un 533 por ciento. ¿Los países en los que se originaron la mayor parte de esos impagos?, Portugal e Italia. Precisamente, entre los servicios que incorpora la póliza está el suministro de informes sobre la liquidez y la solvencia de la que disfrutan los clientes con los que se vaya a trabajar en el exterior.

En cuanto a los requisitos que han de cumplir las pymes que deseen adherirse a este producto, la responsable de la agencia de promoción asegura que basta con que sean andaluzas, no tengan ninguna póliza en vigor con Cesce y no superen los 600.000 euros de facturación en el extranjero. En torno al 75 por ciento de las que ya lo han hecho no sobrepasan los 100.000 euros en exportaciones, y la mitad de éstas no llegan a los 20.000. Por sectores, el 45 por ciento de las 94 empresas hasta ahora aseguradas se enmarca en el segmento de consumo (sobre todo, joyería, textil, mueble y marroquinería), el 35 en agroalimentación (aceite y vino, fundamentalmente) y un 19 por ciento en industria. Respecto a su procedencia, el grueso se concentra en las provincias de Sevilla (35 por ciento), Jaén (18) y Córdoba (17).

Beatriz Feichtenberger incide en que los fracasos que viven las empresas andaluzas en el exterior también obedecen, en buena medida, a la "desinformación" imperante. Por este motivo, Extenda celebra cada año varios seminarios -para 2008 serán 5 ó 6- en colaboración con asociaciones sectoriales de todas las provincias de la comunidad autónoma en los que se abordan desde la diferentes formas de pago que hay hasta lo que significa el riesgo país.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios