A la conquista del 'Mulhacén político'

  • La coalición de izquierdas sigue instalada en la efervescencia que reflejan las encuestas y quiere ir más allá del 'sorpasso' al PSOE El reto no es otro que alcanzar la primera plaza

Unidos Podemos tiene claro que ha llegado el momento de romper el techo de cristal que el electorado le impuso a Podemos e Izquierda Unida por separado en las generales del pasado 20 de diciembre. La unión hace la fuerza y es algo que ambos quieren aprovechar. Un semestre después las partes exhiben en público un afecto desmedido en cuyo fondo subyace la ambición por no sólo dar el 'sorpasso' al PSOE sino también superar al PP. "Hemos alcanzado el Veleta, ahora vamos a por el Mulhacén político que es la Moncloa", aseguró el coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo.

Con esa pretensión, el propio Maíllo y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, llamaron al electorado a "perder el miedo en las urnas" y a la "removilización" social para -sin perder de vista el fenómeno del 15-M- volver a tomar las calles y plazas. Precisamente en el Paseo del Salón ante un millar de personas, el grito de guerra "sí se puede" sonó en varias ocasiones como aviso de lo que pueda ocurrir la noche del 26-J. Una advertencia dirigida al bipartidismo del que dijo Maíllo "hay que tener cuidado porque está organizado". Para despejar cualquier duda, incidió en que tanto la reforma laboral del PSOE como la del PP fueron "igual de negativas".

Una medida, según el dirigente autonómico de IU, que ha provocado contratos precarios y trabas para consensuar convenios colectivos como es el caso del sector de la hostelería en Granada. Con ese caldo de cultivo, defendió la construcción de un país "decente" a través de una "fuerza multiplicadora".

Por ello, invitó a los presentes a hacer campaña en sus entornos cotidianos como la familia o el trabajo y así luchar contra el miedo y la tristeza que "algunos intentan instaurar". Frente a eso, dijo, "toca responder con alegría".

En esa misma línea, la líder regional de Podemos advirtió de que "no van a conseguir meternos en un cajón donde no nos puedan escuchar". Andalucía, indicó, es la "primera a la que le interesa el cambio" y es la "que más prisa tiene" al ser la "segunda comunidad más desigual en el segundo país más desigual" de la Unión Europea, y se ha convertido en "referente" en desempleo, desahucios, o menor inversión en educación y sanidad por habitante.

Así, apostó por un cambio de modelo productivo basado en las energías renovables y en una reforma fiscal progresiva. Un punto que aprovechó para criticar los acuerdos del PSOE con la "derecha recalcitrante" de Ciudadanos (C's) y criticar a "alguna que está muy nerviosa", en referencia a la socialista Susana Díaz. "¿Cómo se les ha ocurrido dilapidar el patrimonio del PSOE y mandarlo al neoliberalismo más atroz? ¿En qué pensaban?", preguntó Rodríguez, para quien la respuesta está en que "pensaban en sí mismos y en sus burbujas de élite para deshonra de sus militantes de base".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios