Aguirre asocia los escraches con los seguidores de ETA o de Hitler

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, publicó ayer en su blog que las personas que participan en las manifestaciones frente al domicilio o lugar de trabajo de los políticos, conocidas como escraches, son "imitadores del matonismo de los seguidores de ETA en el País Vasco" y los calificó de "energúmenos" y "violentos acosadores". Aguirre se refirió a ellos como "simples epígonos de las tácticas de los peores totalitarismos del siglo pasado", como en el caso de las "juventudes hitlerianas" o las "patrullas castristas en Cuba" que, asegura, "trataban y tratan de amedrentar a los que no se someten a sus designios".

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid pidió a los responsables de los demás partidos, "con (Alfredo Pérez) Rubalcaba y Cayo Lara en primer lugar", que "denuncien con toda contundencia, como ya ha hecho Rosa Díez, estas prácticas nacionalsocialistas".

Por su parte, el coordinador general del IU, Cayo Lara, aseguró ayer que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, "orina fuera del tiesto" cuando califica de "nazismo puro" los escraches. A su juicio, "tiene poca autoridad política y ética para hacer esas afirmaciones". En esta línea, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, dijo que "no hay un escrache más duro que el que hace un banco a una familia que ve que a sus hijos se les despoja de un techo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios