"Granados nunca presionó para dar 225.000 euros a fondo perdido a un concierto de Waiter Music"

  • El ex consejero de cultura de Madrid explica que era imprescindible contratar a la compañía "si querían hacer el concierto" y asegura que el contrato "se hizo con corrección". No recuerda si el acuerdo partió de algún asesor

El ex consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid Santiago Fisas ha asegurado este viernes que el ex consejero de Presidencia y Justicia Francisco Granados "nunca le presionó ni habló con él" para firmar un contrato con Waiter Music para dar "a fondo perdido" 225.000 euros para un concierto en el Palacio de los Deportes en 2007, que está siendo investigado en el marco de la operación Púnica. 

En la comisión de investigación sobre corrupción política que se celebra esta mañana en la Asamblea de Madrid para tratar supuestas irregularidades de la Fundación Arpegio, Fisas ha explicado que Waiter Music compró los derechos de la obra que finalmente se llamó The Night of the Proms, que contó con la actuación de Ana Torroja, Mike Oldfield y una banda sinfónica, entre otros artistas. 

"Si queríamos hacer ese concierto tenemos que contratar con Waiter Music. Les dimos una subvención de 225.000 euros. Lo único que sé es que ese contrato se hizo con corrección. Tenía la firma de la propuesta del director general, de la subdirectora, del interventor y también se pidió informe en asesoría jurídica diciendo que ese contrato era correcto y válido. Se firmó con todas las garantías legales", ha aseverado. 

Eso sí, Fisas no ha podido recordar si ese contrato partió de la propia empresa o fue iniciativa de algún asesor de la Consejería. "Lo que sé es que soy una persona que me dejaba influir bastante poco, en general. Tengo la certeza de que no recibí ninguna llamada de Granados. Se estudia el tema, me preguntan qué me parece y digo que está bien para promocionar una cultura más popular de grandes acontecimientos de deportes", ha dicho. 

Eso sí, al extitular regional de Cultura no le consta que además del dinero aportado por su Consejería Waiter Music recibiera otro montante de dinero de la Fundación Arpegio de manera irregular, tal y como se está investigando. Y es que el concierto, sólo en los derechos, valía más de medio millón de euros y con las entradas (que costaban entre 35 y 50 euros) sólo sacaron 100.000 euros. 

"A mí la Fundación Arpegio lo que hiciera luego es otra cosa. Si es que no me acordaba de la existencia de esa fundación. El único papel directo que yo conocía fue entre Cultura y Waiter Music. Ese pago de la Fundación Arpegio a Waiter Music lo desconozco. No hubo ningún acuerdo ni llamada ni contacto con la Fundación Arpegio", ha indicado. 

Santiago Fisas ha indicado que ayudar con 225.000 euros a este concierto "entraba dentro de lo razonable". "Tengo datos de muchos conciertos ni fechas mayores. Está dentro de los parámetros totalmente razonables. Sólo ese año firmé 1.300 contratos. El contrato es concretamente correcto y consideramos que es un concierto interesante, con precio razonable", ha dicho. 

"Nosotros les ayudamos porque pensábamos que entraba dentro de nuestras políticas culturales. Nos parecía que era interesante para la Comunidad. Fue un contrato con dinero a fondo perdido", ha admitido Fisas, que también ha señalado que el promotor, Waiter Music, se equivocó porque pensaba "que era un exitazo e iba a ganar dinero", aunque ha apuntado que el hecho de que tuviera pérdidas se ha enterado recientemente. 

El ahora eurodiputado, a preguntas de los portavoces de la oposición en la comisión, ha señalado que firmaron un convenio de la Consejería de Cultura con la Fundación Arpegio de medio millón de euros para desarrollar políticas culturales en general. Aunque la mayoría del dinero acabó para subvencionar la práctica totalidad del festival de promoción de la zarzuela Viva Madrid. "Yo los contratos, y tenía carpetas, los miraba con mucho cuidado", ha concluido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios