España

Interior dice que la izquierda abertzale no permitirá que ETA vuelva a atentar

  • El secretario de Estado de Seguridad advierte de que la banda terrorista se enfrenta a una "difícil decisión" sobre su disolución y cree que "pueden mentir" sobre el fin definitivo de la violencia.

Comentarios 4

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, ha afirmado este lubes que ETA tiene una "difícil decisión" sobre su disolución ya que los "restos" de 50 años de terrorismo no se resuelven con un simple comunicado y ha alertado de que la banda también "puede mentir" sobre esa decisión.

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, ha señalado este lunes que ETA tiene una "difícil decisión" que tomar sobre su disolución, ya que considera que los "restos de 50 años de terrorismo no desaparecen en un simple comunicado", de modo que ha advertido de que la banda "puede mentir" sobre esta decisión.

"Las bandas terroristas no se caracterizan por su sinceridad", ha recordado Ulloa durante su intervención en el curso 'Un final del terrorismo sin impunidad', en el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid y organizado por la Fundación de Víctimas del Terrorismo.

No obstante, el número dos de Interior considera que la izquierda abertzale "no quiere, no le interesa" y posiblemente "no permitirá" el regreso de ETA a la actividad terrorista, si bien ha advertido de que "esta verdad" será "disfrazada con ambigüedades y en algún caso con engaños".

A este respecto, Ulloa ha afirmado que la izquierda abertzale es "consciente" de que han accedido a las instituciones por la "vía formal" y que por esta misma vía pueden ser "obligados a abandonarlas". Pero ha advertido de que la "vuelta" de las formaciones abertzales legalizadas a "reivindicaciones" que en su día les llevaron a ser apartadas de las instituciones, en clara referencia a Bildu y Amaiur, "da muestra de que sus intenciones no han cambiado".

No cuestionar decisiones judiciales

En este sentido, ha señalado que "no corresponde" al Ministerio del Interior "cuestionar las decisiones judiciales", como puede ser la legalización de Sortu hace unas semanas, por lo que ha subrayado que "desde las instituciones" se debe estar "muy vigilante para el cumplimiento de la legalidad".

Ulloa ha dicho que desde el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz son "conscientes" de que desde el mundo de ETA y de la izquierda abertzale se busca la "perversión judicial" para equiparar a las víctimas con los terroristas fallecidos así como "tratar de equiparar el terrorismo con accidentes, suicidios, enfermedades o muerte por enfrentamientos con las fuerzas de seguridad". "No vamos a tolerar que se nos intoxique con un relato de represión que no ha existido", ha añadido.

En este sentido, ha hecho un reconocimiento a las víctimas de ETA por haber "contribuido al Estado de Derecho", ya que, a su juicio, "sus iniciativas estimulan el esfuerzo y la cohesión de las instituciones del Estado para evitar la impunidad que todos rechazamos". Por ello, el número dos de Interior considera necesario alcanzar una "paz justa en la que se vean satisfechas las pretensiones de justicia de las víctimas, que lejos de buscar venganza, han confiado en las instituciones democráticas y han constituido un ejemplo moral y vital para la construcción de la democracia".

La dispersión no es un castigo

Sobre la política penitenciaria, Ulloa ha defendido la práctica que se viene manteniendo, ya que los "criterios no pueden ser otros que el estricto cumplimiento de la legalidad y la individualización en el tratamiento penitenciario en función de la evolución del preso".

En su opinión, la dispersión de presos es una "medida de seguridad, de tratamiento" y no un "castigo", mientras que el acercamiento "no es exclusivamente un beneficio, sino un resorte más de las medidas de seguridad en aplicación de las obligaciones constitucionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios