El comisario admite que no advirtió de que los detenidos por el caso 'Palma Arena' no fueran esposados

  • Los detenidos, según le dijo un agente, mostraron su "agradecimiento" por el "buen trato" recibido en los calabozos y durante la conducción.

El comisario jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana en Baleares ha admitido que "casi con total seguridad" no advirtió al servicio de conducciones de que no llevaran esposados a los detenidos por el caso Palma Arena cuando los trasladaran a los Juzgados el pasado sábado. 

Así lo admite el comisario, según han señalado a Efe fuentes policiales, en la minuta que dirige al Jefe Superior de Policía de Baleares, en la que también indica no obstante que los detenidos, según le dijo un agente, mostraron su "agradecimiento" por el "buen trato" recibido en los calabozos y durante la conducción. 

Para preparar la conducción de los arrestados, el Jefe Superior se había reunido un día antes de los hechos con el comisario y con el jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial. 

En esa reunión, según detalla el comisario, el Jefe Superior les informó de que los detenidos iban a pasar a disposición judicial el sábado, que tenían que estar a primera hora de la mañana en sede judicial y que su conducción debería realizarse de forma separada del resto, en un furgón policial aparte y con las debidas garantías de seguridad. 

En la conversación, además, el Jefe Superior le instó a que en la conducción no se esposara a los detenidos. 

También le indicó al comisario, según este último relata, que, sin que la conducción conlleve medidas o trato de favor, se facilite a los detenidos que se cambien de ropa, la que les iban a traer sus familiares o sus abogados, y también un lugar donde pudieran asearse en los calabozos. 

Cuando el sábado el comisario le preguntó al responsable de la conducción sobre cómo se había desarrollado y si se había cumplido la orden del Jefe Superior de no llevar esposados a los arrestados, éste le respondió que no, "que han salido esposados de esta Jefatura Superior y que es en la sede del Juzgado donde se les han retirado las esposas". 

El comisario, según cuenta, mostró su extrañeza por el incumplimiento de la orden y por ello le preguntó al agente si él le había advertido sobre esta cuestión, a lo que el policía contestó que no. 

Por ello, el comisario entiende que casi con "total seguridad" no advirtió al servicio de conducciones de ello, porque está seguro de que si lo hubiera hecho los agentes hubieran cumplido su orden. 

Esta es la versión del comisario, pero el Jefe Superior de Baleares tiene también sobre su mesa la minuta que ha redactado el oficial de Policía encargado de la custodia de los detenidos. 

En ella dice que el comisario le indicó que las conducciones se realizarían ingresando a todos los detenidos en un mismo celular y que no hacía falta que fueran incomunicados. 

El traslado, según este agente, se realizó como se hace normalmente con todas las personas detenidas en esas dependencias, y el "esposamiento" se efectuó como habitualmente se hace en las conducciones diarias, incluso a uno de los detenidos se le esposó por la parte de delante. 

El oficial de policía insiste en que la actuación se realizó con todas las medidas de seguridad oportunas y que los agentes que intervinieron en el arresto adoptaron estas medidas con su consentimiento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios