Los chinos vuelven a desatar su ira contra Francia

  • Los gestos conciliadores de Sarkozy no logran calmar los ánimos antifranceses

Nuevas manifestaciones antifrancesas se produjeron ayer en China pese a los gestos conciliadores del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que expresó su apoyo a la deportista minusválida Jin Jing, símbolo para Pekín del fiasco en el que se tradujo el paso de la llama olímpica por París.

En nueve ciudades chinas miles de personas se manifestaron frente a establecimientos de la cadena francesa Carrefour, anunció la Policía.

La principal protesta se registró en Zhengzhou, capital de la provincia central de Henan, obligando a Carrefour a cerrar su local, según las mismas fuentes.

El fiasco de la llama en París y la posterior amenaza de un posible boicot francés de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, el 8 de agosto en Pekín, han enfriado las relaciones entre Francia y China.

Pese a ello, el Elíseo está poniendo todo su empeño por calmar los ánimos.

Sarkozy envió una carta dirigida a Jin Jing, la relevista china minusválida que protegió la antorcha de los manifestantes que intentaron arrancársela durante su recorrido por la ciudad de París, en la que le pidió disculpas.

"Le quiero decir que me quedé impresionado por los ataques que usted sufrió el 7 de abril en París y por la valentía que demostró. Siento un profundo respeto hacia usted y su pueblo", escribió Sarkozy en la carta, entregada ayer en Shanghai a Jin, de 27 años, por el presidente del Senado francés, Christian Poncelet.

Este último, que efectúa una visita a China desde ayer hasta el próximo domingo, reveló a la prensa el contenido de la misiva para Jin, a quien la prensa china ha considerado como una heroína por lo sucedido en París.

"Es comprensible que el pueblo chino se haya sentido herido y condeno firmemente" lo ocurrido, añadió el presidente francés.

En su misiva, Sarkozy invitó a la joven -que es oriunda de Shanghai- a visitar Francia afirmando que quienes estuvieron detrás de esos "penosos incidentes" no representan los sentimientos de amistad entre Francia y China.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios