Crítica de Cine

'Mindfulness' para escépticos

Una imagen del documental. Una imagen del documental.

Una imagen del documental.

Los excesos del capitalismo y sus dinámicas deshumanizadoras han traído una oleada de espiritualidad entendida como terapia, deporte o práctica de desintoxicación que ha encontrado en los viejos preceptos del budismo zen, la meditación o corrientes aledañas un nuevo horizonte para poner freno, tomar aire y reciclar las malas vibraciones en una nueva actitud ante la vida y la naturaleza a partir de un proceso interior. De todas estas corrientes purificadoras, la conocida como mindfulness ha sido una de las más extendidas y la que mejor recorrido editorial ha tenido en numerosas publicaciones a mitad de camino entre el manual de autoayuda y la filosofía de bolsillo.

Este documental se acerca a la figura y el entorno más cercano de uno de sus maestros, el monje chino Thich Nhat Hanh, exiliado de su país tras apoyar al pueblo vietnamita durante la guerra e instalado hoy en la localidad francesa de Plum, desde donde instruye y recibe a miles de peregrinos de su causa y desde donde también viaja por el mundo expandiendo sus enseñanzas elementales en charlas y sesiones de meditación masivas.

"Estar presente en el ahora", "aceptar y responder", "darse cuenta", "simplemente ser", "caminar o comer de plena conciencia" son algunos de los lemas y mantras de esta nueva comunión entre el cuerpo, la mente y el entorno, y a eso vemos dedicarse a los monjes, monjas y seguidores de Nhat en su estancia junto a él y en sus giras viajeras.

Ciertamente partidarios, Francis y Pugh observan y siguen con calma, en detalle y a prudencial distancia el día a día de esta comunidad, dejan oír la voz del maestro a partir de sus diarios esenciales, evitan contradicciones o controversias en busca de una cierta comunión del tono y las imágenes con los propios preceptos del grupo. Le queda así al espectador poner de su parte y su propia permeabilidad o resistencia para sacar lecciones de provecho o, parece inevitable, poner bajo razonable sospecha la dinámica sectaria de este tipo de corrientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios