Análisis

francisco andrés gallardo

Alfred

En estos barrios se han agilizado los índices, hay gatillos que se disparan con facilidad, al primer brote. Cualquier gesto o palabra mal colocada puede ser motivo de lapidación. Ojo, cualquier adverbio puede ser utilizado en contra de quien sea. La pareja eurovisiva, cándida, dos auténticos pavos auténticos, se ha visto en la diana por un libro de título de mal gusto y páginas indiferentes, España de mierda, lo que ha despertado airados boicots y desdenes contra Amaia y Alfred, el dúo que dentro de dos sábados participará por TVE, sí, por España, en la Lisboa más internacional.

Es cierto que el regalo de Sant Jordi del chico de El Prat podría haber contenido menos susceptibilidades pero no es cuestión de tirar por tierra una participación que se presenta decorosa (mucho mejor que lo ofrecido en los últimos años) y emborronar una expedición que se presenta ilusionante para una generación de espectadores que hasta ahora veían con apatía TVE y asuntos como Eurovisión. Es un exceso cargar las tintas con la joven pareja que, además, sin miedo a sentirse acorralados, han seguido con la cabeza alta por el dudoso regalo editorial.

Tu canción no debió ser la canción elegida, reconozcamos a estas alturas. Para Lisboa habría llegado con más posibilidades Lo malo de Aitana War, más actual, más oída, más reivindicativa, más idónea, pero la audiencia optó por la historia de amor de Almaia y su escenificación musical. No es un mal tema pero éste no era el año de una balada tras la victoria lusa con estas mismas armas.

Las expectativas eurovisivas se mueven como un sismógrafo bursátil y entre los ensayos de los favoritos, lo del libro y el desgaste de Tu canción, las esperanzas en Portugal no pasan del 15º puesto cuando las casas de apuestas colocan a Almaia por debajo ya del Top Ten. Alexander Rybak, de nuevo por Noruega, se presiente como el tapado que le puede quitar un título previsto por Israel (Netta, Toy), a la espera de lo que pueda dar el checo Mikolas Josef tras haber salido del hospital.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios