Pantalla táctil

helena arriaza

Samanta, el revulsivo de Cuatro

Samanta no necesita cambiar de fórmula. Ha regresado a Cuatro con Samanta y…, un espacio de reportajes similares a otros que ha protagonizado como 21 días o Conexión Samanta. Y de nuevo lo ha hecho a lo grande. La periodista es el revulsivo que Cuatro necesitaba para remontar sus datos de audiencia y demostrar la calidad de sus formatos. Sus reportajes molestan por los temas que trata y eso quiere decir que a la audiencia le interesan y que agradece que alguien se atreva a abordarlos desde un punto de vista realista y diferente. El primero de los reportajes que ya se han emitido trataba sobre la maternidad. Samanta acercó a los espectadores aspectos como la conciliación familiar, la gestación subrogada, el cambio de vida de unos padres con el nacimiento de trillizos, las críticas a los famosos en redes sociales cuando hablan de su vida familiar con sus hijos pequeños e incluso viajó hasta Estados Unidos para hablar con un hombre embarazado. Consiguió un reportaje incómodo, completo y que hace pensar. Esto último es lo que deberían conseguir todos los programas de reportajes que se emiten en televisión, que el espectador reflexione y saque sus propias conclusiones teniendo testimonios de todo tipo que no todos los días se pueden tener.

En el segundo reportaje abordó un tema que por lo general es tabú en televisión, el sexo. Acercó a los espectadores casos tan diferentes y al mismo tiempo más habituales de lo que se cree como el de personas con diversidad funcional que cuentan con asistencia sexual o el de un piso liberado sexualmente. Además mostró un prostíbulo de muñecas y habló abiertamente con una persona asexual. Samanta ha recibido multitud de críticas por la forma en la que ha tratado estos dos temas, pero menos mal que a la hora de trabajar en un reportaje ella no tiene en cuenta el qué dirán y se atreve con todo. La mayoría de comentarios negativos que recibe son por no tener una opinión políticamente correcta sobre algunos aspectos que aunque muchos los consideren de la misma manera no se atreven a decirlo. Algo que ha introducido en este nuevo programa es que cuenta con invitados famosos que aportan su punto de vista sobre el tema del reportaje, un factor que ayuda a atraer al espectador y que permite conocer más a los rostros conocidos. Pero no es algo necesario para que Samanta tenga éxito. Si no contase con la presencia de rostros conocidos sus reportajes serían igual de interesantes porque no necesita más que su cámara, su valentía, sus conocimientos y su forma de trabajar para sorprender.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios