PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El Aljarafe sí domina el taxi

EN el Aljarafe los taxistas se han unido y prestan desde hoy un servicio mancomunado en 31 municipios, con idéntica tarifa y una sola emisora para gestionar la petición de servicios, atendidos por todos los vehículos en circulación. El mérito es tanto de la Mancomunidad como de los profesionales al volante, teniendo claro quién manda a la hora de establecer las reglas del juego, y aplicando el sentido común para dar respuesta a la realidad metropolitana. Sí, es posible el consenso entre alcaldes de diversos partidos y entre taxistas de diversos colectivos y municipios. Sevilla, tan cerca del Aljarafe, en lo concerniente a la gestión del servicio público del taxi parece una ciudad de las antípodas antediluvianas.

En la capital, los ciudadanos no pueden entender cómo el Ayuntamiento consiente que haya tres emisoras de radiotaxi y a la vez queden fuera de ese sistema de atención al público vía telefónica más de la mitad de los coches con licencia. La prevalencia de asociaciones de taxistas malquistadas entre sí ha inducido a otros compañeros a crear el Foro Libre del Taxi. Ojalá el debate público que suscita este colectivo contribuya a que el permanente estado de enconamiento que depara este sector termine al fin por transformar de raíz su obsoleto modo de funcionamiento. El deseo no obsta para que se me antoje difícil, porque quienes se benefician de imponer la ley del embudo desde hace muchos años no van a dar su brazo a torcer a las primeras de cambio. Democratizar el taxi e imponer la autoridad municipal significa repartir equitativamente la tarta entre todos.

La actitud del Gobierno local es muy timorata, un continuo amagar y no dar porque teme la capacidad de algunas asociaciones del taxi para armar la marimorena y dejar sin servicio a la ciudad en coyunturas de relumbrón. Hasta el punto de que la Delegación de Movilidad devolvió, por no invertirlos, los 700.000 euros que el Ministerio de Industria había aprobado para crear en Sevilla un centro de control de gestión de la flota del taxi. Así vamos, a contramano.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios