El parqué

Pablo Cumella

Animación cautelar

LA ausencia de sorpresas desagradables en el PIB de Estados Unidos del cuarto trimestre, que registró un leve avance del 0,6%, dejó frío a Wall Street, más preocupado por las malas previsiones de varias empresas tecnológicas, pero logró consolidar las subidas de las plazas europeas.

El Íbex 35 se encaramó por encima de los 13.500 puntos, hasta los 13.538 enteros, tras recuperar un 1% en una jornada de ganancias generalizadas. En la sesión pasaron inadvertidas las cifras de superávit del Estado hasta febrero (menor que el del pasado año), el de la Seguridad Social, (mejor balance) y los datos que siguen confirmando que el ajuste en el sector de la construcción es serio. El Cac-40 parisino mejoró un 0,92%, el FTSE-100 de Londres, un 1%, mientras que el Dax de Fráncfort, fue el mejor del Viejo Continente, con un alza del 1,37%.

Endesa lideró las subidas en el selectivo madrileño, con una revalorización del 6,52% antes de conocerse los detalles de la venta de activos a E.On.

Acciona también se situó en la parte alta de la tabla, con un repunte del 3,87%, sólo superada por Inmobiliaria Colonial, que avanzó un 3,23% después de difundirse que existen seis candidatos para hacerse con el paquete de la constructora en FCC. Grifols también cerró con nota, y repuntó un 3,3 por ciento.

Buen día también para el sector bancario, con avances del 1,67% para Banco Santander, que anunció una operación de intercambio de activos con GE Money por importe de 1.000 millones, del 1% para BBVA o del 2,87% para Banesto. Iberia, que repartirá un dividendo de 0,17 euros, fue el farolillo rojo, con una caída del 1,83%, después de que el presidente de la CNC afirmara que podría oponerse a la compra de Spanair por la aerolínea. En la parte baja, Iberdrola, con un recorte del 0,77%, Gas Natural (-0,47) y Fenosa, que cedió un 0,11%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios