crónica personal

Pilar Cernuda

Aprendan idiomas

NORUEGA ofrece trabajo a cinco mil ingenieros españoles. Hace unos meses, Alemania ofrecía trabajo, buenos trabajos, a profesionales españoles a los que sólo exigía hablar alemán y contar con un título profesional. Estas semanas se están ofreciendo datos sobre las docenas de miles de jóvenes españoles que han encontrado trabajo en Bélgica y el Reino Unido, y las televisiones emiten reportajes sobre cómo se han adaptado a su nueva vida los miles de españoles instalados definitivamente en Shangai, Dubai o Singapur.

Cuando el PP maneja datos que indican que la próxima cifra de desempleo va a provocar escalofríos y la EPA será aún peor que la anterior, provoca un sabor amargo, muy amargo, que países de nuestro entorno busquen profesionales en el mercado español, lo que indica que conocen la preparación de los profesionales españoles, mientras aquí esos profesionales no encuentran manera de desarrollar su experiencia o demostrar que cuentan con conocimientos sobrados para iniciar una andadura profesional.

Es la herencia que recibe Mariano Rajoy. De nada sirve que Zapatero repita hasta la saciedad que la situación es producto de la crisis internacional: Bélgica ha sufrido y sufre la crisis, al igual que el Reino Unido, también los países nórdicos las han pasado negras, como las pasa Alemania aunque Merkel ha conseguido que la tasa de paro esté en el 6%, y si algunos de los países asiáticos se encuentran ahora mismo con un empuje y una fuerza que asombra es porque sus gobernantes han sabido apoyar a los emprendedores dispuestos a comerse el mundo poniendo en marcha proyecto innovadores.

Un socialista destacado comentaba días atrás que la salida de inmigrantes hacia sus países de origen por falta de trabajo en España significaba que habría más puestos de trabajo disponibles. Pues no, porque se han ido los parados, los desesperados por la falta de perspectivas. Y además, a la salida de inmigrantes, que no es una buena noticia porque indica el grado de precariedad que ven en España, hay que sumar la pésima noticia de que vuelve la España de la emigración. Muy cualificada y con idiomas, que sale en busca de trabajo cogiendo aviones, nada que ver con los paquebotes de antaño y las maletas de cartón. Pero cuando un país exporta jóvenes preparados y con idiomas, ese país queda gravemente dañado.

Rajoy se ha reunido primero con los banqueros más importantes, después con empresarios, más tarde con sindicatos y empresarios y ahora con los responsables de los gobiernos regionales de su partido. No es casual ese orden, no vamos a ninguna parte si no se impulsa el sistema financiero, si no se toman medidas para ayudar a las empresas y que puedan así crear puestos de trabajo en vez de destruirlos, es indispensable una reforma laboral consensuada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios