El buen yantar

Juncal / Dirección: C/ Páez De Ribera

Bar La Botella, Quiosco Oliva...

EL nombre de toda la vida esLa Botella; y este nombre era como un concepto, una zona, un área de influencia: los niños de Heliópolis daban un paseo por la Palmera hasta La Botella, los Soto vivían por La Botella, la Delegación de Tráfico nueva la pusieron junto a La Botella, el cine Palmera no estaba en la Palmera, estaba en la esquina de La Botella.

La historia de este bar, no por sabida deja de ser hermosa. Sólo la esbozo y dejo al maestro Nicolás Salas que la amplíe: en la Exposición del 29 en esa esquina había un pabellón con una botella gigantesca en el techo y de ahí le viene el nombre popular. Hay otro bar famoso en Sevilla con parecida historia: el Citroën del Prado.

Desde hacía tiempo La Botella había pasado por varias vicisitudes. En los años 60 y 70 era un agradable bar, sin muchas pretensiones, pero tenía buen servicio y una magnífica terraza, siempre llena de carritos de niños y de soldados del cuartel de Automovilismo. Más adelante se convirtió en una sucursal de Albaydar. Antes de entrar las niñas de Albaydar se tomaban el cafelito, pero sobre la media mañana, con el desayuno, aquello parecía el patio del recreo de la escuela. Allí se apoltronaban al sol y algunas, como la Mendizábal, aguantaban hasta la hora de la merienda. Gloriosos tiempos de las Muñoz con su uniforme de la Doctrina Cristiana o las Gayán con el de las Irlandesasý

Posteriormente el bar entró en un letargo mortal. Dejado, casi abandonadoý y la gente dejó de ir. Pero cuando todos esperábamos que el bar desapareciera, La Botella renace y con fuerza. Nuevos dueños y nuevo esplendor.

Limpio. Con buenas tapas. Buenísima cerveza. De diez la berza de los viernes. Placer de terraza, con servicio esmerado y me paro aquí; no sé quienes son los dueños, pero nos logran transmitir a los clientes que tienen todo el interés de que nos sintamos cómodos y disfrutemos. Y lo consiguen. Se agradece el esfuerzo, que además nos permite volver a ver en La Botella a los Junco, los Soto, los Beca, las Sánchez-Matamorosý la gente del barrio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios