La ventana

Luis Carlos Peris

Bastante tiene la madre con lo que tiene

CABE responsabilizar a los padres de la conducta de sus hijos, pero hasta cierto punto, sólo hasta cierto punto. Está claro que los árboles únicamente son enderezables en su niñez y que cuando nacen torcidos no hay que dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. En realidad, nunca y en nada hay que dejar para mañana lo que tiene arreglo hoy, nunca jamás, sobre todo en cuestiones tan importantes como ésta del desarrollo de la criatura. Y ya cuando el niñito tiene treinta años, a ver qué responsabilidad puede atribuírsele a la madre. Por todo esto me llena de alegría que la madre del joven que atropelló y mató a dos chavalas en la Torre del Oro quede libre de cargos. A la atribulada madre se le exime de culpa y a un servidor le contenta la decisión judicial, que bastante habrá tenido que lidiar esta señora con el hijo para evitar sus desmanes, que bastante habrá pasado, pasa y posiblemente pasará la pobre mujer.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios