desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Betis coronó su Tourmalet

En la noche que ese extraterrestre que es Messi superó a Müller, los de Mel sólo echaron en falta la fortuna

SEVILLA tuvo que ser la que escenificase la nueva marca de ese prodigio del fútbol que atiende por Lionel Messi, un rosarino aparentemente desnutrido que parece que nació con la pelota como apéndice natural. Batió la marca sideral de Gerd Müller, ese alemán nacido para hacer goles y punto, que sólo hay goles en su bagaje de futbolista histórico. En Müller acababa todo, que si salía con barbas era gol y si no se iba al limbo en busca de la Purísima Concepción. Pero con Messi no es sólo gol lo que amuebla su fútbol de otra galaxia, que el tío se lo guisa como Juan Palomo o hace que se lo coma uno que lleve una camiseta como la suya.

Y esa nueva gesta del argentino ocurrió a través de un partido de ensueño con las gradas repletas de gente. O sea, como cuando el personal acudía a los estadios en un tiempo en que la televisión no interfería en el taquillaje. Estadio Benito Villamarín hasta la corcha, un tiempo para cada equipo y resultado favorable al que necesita de menos para conseguir más. He ahí el resumen de un hermosísimo espectáculo entre el mejor equipo conocido y un Betis que ha remontado el río con mucha dignidad y bastante fútbol. Un Betis que sólo se distrajo un par de veces embaucado por la forma en que Messi te echa del partido con esa rara habilidad que trae desde la cuna.

Un partido para el recuerdo por lo que tuvo de fútbol y también de incertidumbre, que hubo momentos de la segunda parte en que el Barça miraba al reloj con inquietud y muchas ganas de que acelerase el minutero. Indudablemente, el Betis de Pepe Mel, y de Beñat, de Rubén Castro o de ese Amaya que ha salido fortalecido de este duro compromiso, ha superado mejor de lo previsto ese Tourmalet que el calendario de esta temporada se guarda entre sus costuras. Y hasta debió ser mejor con algo de fortuna frente al Barça. Y es que por mucho que pongas en juego y sabiendo que sin suerte ni siquiera es bueno salir a la calle, con el Barça enfrente ya me dirá usted.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios