desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Betis estuvo en puro Betis

El equipo de Mel, con una alineación coherente, desdibujó al Athletic de Bielsa para ganarle con toda justicia

NUEVO capítulo para el apartado épico de la vida del Betis, por siempre Real Betis Balompié. Llegaba el equipo que se había erigido en la sensación del curso y recibía un Betis sumido en uno de esos ciclos depresivos a los que tan dado es. Pero este Betis no se pareció en nada al patético que deambuló en Palma, sino que fue intenso de campana a campana y mediante una alineación lógica que, individuos al margen, tenía mucho parecido al que ganó en Bilbao en septiembre. Un gol de Nelson sobre la última campana llenaba de justicia la noche dándole el triunfo al que más lo mereció de un partido trepidante.

Cuando se llega al descanso, el larguero de la portería norte sigue temblando por un cañonazo desmesurado de Jefferson con todo a su favor. No hubiera sido injusto que el Betis, uno de los mejores de todo el curso, se hubiese ido con el marcador de cara, pero ya se sabe que para este equipo, un córner tiene casi el mismo peligro que un penalti, de ahí las tablas. Era un Betis que había salido con una alineación lógica y basada en la filosofía de aquella que asombró a Bilbao en la tercera jornada. Un Betis que se ponía muy pronto por delante en el marcador gracias a una genialidad de Rubén, pero el peligro de un córner para él es inescrutable y por eso el empate.

Pero eran unas tablas que no reflejaban lo que pasaba en la pradera heliopolitana y en la continuación metía literalmente el Betis a su rival bajo el regazo de Iraizoz. De nuevo la madera se cruzaba en el camino de la tropa verde, blanca y verde, pero la segunda tarjeta a Javi Martínez a media hora del fin hizo que se acusara más la superioridad bética. Y el triunfo llegó tras un penalti escamoteado por mano de Ekiza y lo haría Nelson para que la noche se tornase en fiesta sin tasa por Heliópolis y toda su zona de influencia, léase toda la ciudad. Respiro hondo para la causa bética y el ferviente deseo de que no haya más bajones de aquí al mayo florido y hermoso.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios