Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Cómo el Betis se queda en cueros

Quizá Lopera tenga razón en el tema Ewerthon, pero Víctor cuenta ahora con un delantero menos que Tapia

CADA uno dice lo que le parece y aunque siempre hay que recelar de las maneras negociadoras de Lopera, el hecho de que el Zaragoza haya hecho causa común con el Betis a la hora de las explicaciones dejan en tenguerengue la versión de Ewerthon. Por una vez y sin que sirva de precedente eximamos de culpa al mandamás bético en lo concerniente a esta negociación, pero sin que podamos dejar de recalcar en que no suele ser bueno dejarlo todo para el final. El ejemplo más cercano lo tenemos en la acera sevillista al ver cómo Stankevicius ha jugado ya varios partidos a la conclusión del mercado invernal.

Pero es que en el Betis no sólo se dejaron los deberes para el último día, sino que en este tiempo cambió de entrenador y eso propició que se cambiase de objetivos sobre la marcha. Primero fue Geijo porque así lo quería Tapia y como luego fue Ewerthon el preferido por su sustituto Víctor, pues ni uno ni otro y ahí tenemos al Betis, con lo puesto para la empresa de lograr el retorno a la categoría natural. Siempre la misma película cuando está Lopera por medio, marear la perdiz durante todo enero para acelerar al final y a ver si de esa manera, con el vértigo de la prisa, se logra que el futbolista de turno firme lo que sea, incluso un leonino contrato made in Fontanal.

Así, con lo puesto, afronta el Betis la segunda vuelta y me imagino a Víctor contrariado, pero hasta cierto punto, que él conoce el paño y sabía dónde se metió. Como cuando le trajeron a Palermo en vez de Oliveira, pero peor aún, ya que en esta ocasión no le han traído a nadie y, con la marcha a Huelva de Dani, cuenta hasta con un delantero menos que Tapia. Son las cosas que ocurren en este Betis que ha visto cómo en muy poco espacio de tiempo, dos futbolistas no han querido jugar en él. Ewerthon ha repetido faena y da la impresión de que tonto no debe ser, claro que, por una vez y con el apoyo del Zaragoza, los argumentos loperianos tienen algo de credibilidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios