PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Bulla de bicis con cera

RADIO Macuto informa: Sevillanos que gustáis de circular a pedales, llega el tiempo de la cera derretida. No os distraigáis con los carteles de Zapatero o Rajoy, no son colgaduras para dar la bienvenida a la Borriquita, sino los restos de otra pasión. Alejaos de las calles del itinerario cofrade, iros al Alamillo o recuperad vuestra antigua condición de peatones. Resguardad las ruedas (propias o ajenas) del resbaladizo elemento, de cuya madre se acuerdan las brigadas de Lipasam. No fiaros en avenidas ajenas al discurrir de los nazarenos, pues los coches extienden de modo involuntario los restos del reguero iluminado.

No dejaros el casco en casa, sentad la cabeza antes de impactarla contra un bordillo, pues si los conductores de turismos o motos lo detectan para frenar con más cuidado, ha aumentado de tal manera el censo de sevillanos con bicicleta que muchos pueden pagar la novatada porque hasta la fecha no tenían la necesidad de prever el considerable riesgo de resbalones si se marcha a dos ruedas y con el cuerpo como amortiguador, en horas y días posteriores al paso de palios. Hay un centro de tratamiento de costaleros, pero aún no existe la unidad de campaña de traumatólogos para costalazos de cicloturistas desarbolados en una bulla de bicis con cera.

Confío en la coordinación entre el Cecop, Fiestas Mayores y la empresa francesa JC Decaux, concesionaria del servicio de préstamo de bicis, para que las quiten de las paradas allí por donde pase una cofradía, que es sinónimo de formación de bullas en las que no hay centímetro cuadrado o resalte que no sea abordado para asomar la cabeza y ver mejor el espectáculo. Porque si es grande el rastro de porquería que queda a la vista cuando se disuelve la bulla, imagine cómo pueden quedar de maltrechas las bicis inmovilizadas en los pivotes en la calle San Pablo cuando pase la Estrella, en la Plaza dela Pescadería cuando retorne la Cena o en la esquina de Oriza cuando doble la Candelaria.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios