Francisco / Andrés / Gallardo

Cebolletas

VAYA por delante que me parece admirable. Ojalá este sofalícola pudiera cumplir 83 años con las facultades físicas, y sobre todo intelectuales, del presidente de RTVE, Alberto Oliart. Aquellos que pensaban que el caramelo envenenado de la tele sin anuncios se lo iba a chupar un carcamal manipulable se equivocaron de pleno.

Oliart quiso autobsequiarse con un especial sobre el 23 F, que para eso estaba en primera línea de Defensa en aquel complicado año de 1981. No podía resistirlo. Me imagino al presidente de RTVE reservándose su horita, aunque fuera en La 2, para dejar su impronta en esta conmemoración. El gesto tiene mucho de tufillo cortijero, ya que don Alberto es un apasionado de las dehesas extremeñas. Para completar el autobombo de esta tertulia especial, una mesa camilla con escenografía algo anticuada, cerraban la terna el recuperado Iñaki Gabilondo, más atildado que de costumbre, lindando con lo tedioso; y... ¿la actual ministra de Defensa? Parece que con el encargo Oliart ponía en amable rampa de proyección a la rival de Rubalcaba. Habían presencia más idóneas y recurribles que Carme Chacón. Y si de verdad se quería recordar y reflexionar sobre los sucesos de hace treinta años se podía haber elaborado un coloquio más numeroso y plural. Ya que los del PP le pegan hasta en el cielo del paladar a Oliart cada vez que pueden, el ex ministro no se vio en la obligación de invitar a nadie más a su fiesta.

Datos conocidos, evocaciones sabidas y tiki taka dialéctico autocomplaciente. Ni esto va a pasar a la historia, ni aportaban demasiado a la Historia. El 23 F según Oliart fue insípido y engolado. La anécdota: el arranque de entrevistadora que le salió a la ministra preguntando a Iñaki por sus vivencias de aquel día en Prado del Rey. Encantados, ellos, de conocerse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios