editorial

Ciencia al servicio de la vida

UN modesto matrimonio, Melania y Antonio, residente en la localidad granadina de Churriana de la Vega, ha tenido su segundo hijo en el hospital Virgen del Rocío, de Sevilla. Ha sido un bebé, que se llamará Estrella, doblemente deseado: por su propio nacimiento y porque salvará la vida de su hermano, Antonio, de 5 años. Antonio padece una enfermedad grave, aplasia severa, que elimina las células que generan la sangre en su médula ósea. Le fue detectada cuando tenía 2 años y desde entonces ha de recibir transfusiones de sangre cada semana. Su única esperanza de curación es el trasplante, pero no se ha encontrado ningún donante compatible. El trasplante será posible, sin embargo, y la donante será su hermana recién nacida tras un proceso de selección genética y la transferencia, mediante fecundación in vitro, al útero de la madre de embriones libres de la enfermedad. Lo que ha permitido este acontecimiento cuasi milagroso ha sido, aparte del tesón de sus padres, la Ley de Reproducción Humana Asistida, aprobada por el Parlamento andaluz en 2006, y el trabajo encomiable de un magnífico equipo de profesionales de la sanidad pública andaluza especializado en el diagnóstico genético preimplantatorio y que ha realizado con éxito un proceso bastante complejo y costoso. Ellos han utilizado las modernas tecnologías vinculadas a la genética para generar una vida que, además, servirá para salvar otra vida mediante un trasplante de sangre procedente de la médula ósea de Estrella. No es la primera vez: en octubre de 2008 nació también en el Virgen del Rocío un bebé seleccionado para estar libre de tara genética que, a los pocos meses, fue el donante que necesitaba su hermano Andrés para sobrevivir a una anemia severa. Dos gemelas de las mismas características nacerían más tarde en Barcelona. La de Sevilla ha sido la última de estas grandes noticias, que ejemplifican como pocas la puesta del avance científico al servicio de la vida y la salud de los seres humanos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios