editorial

Consenso nacional posible y necesario

LA primera cita oficial entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha supuesto el estreno de un clima político de entendimiento y consenso entre los dos grandes partidos de España en aquellos asuntos en los que es posible y necesario, aunque mantengan posturas distantes sobre cuestiones en las que sus diferencias ideológicas parecen, a priori, insalvables. La reunión de cuatro horas, que incluyó un almuerzo, del pasado miércoles entre las mismas personas que rivalizaron en las elecciones de noviembre permitió que Rajoy y Rubalcaba exploraran esos asuntos en los que pueden y deben estar de acuerdo -política exterior, defensa, fin del terrorismo de ETA, reforma del sistema financiero o renovación del Constitucional y RTVE- y no sólo porque hayan intercambiado los roles de gobernante y opositor. En la legislatura recién iniciada, el Gobierno parte con un aval que el PSOE no desdeña: tiene un respaldo electoral enorme y sólido que se ha traducido en una holgada mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados. Es especialmente encomiable que esto ocurra en la actual coyuntura: la realidad económica y social no deja hueco para la crispación. A ello contribuye de manera esencial que el Ejecutivo del PP haya adoptado desde su toma de posesión una postura clara de no engañar ni edulcorar los graves problemas que aquejan a la sociedad española. Afortunadamente, la réplica de la oposición de Rubalcaba es constructiva. Es obvio que, pese a este ejercicio común de responsabilidad, el consenso no podrá darse en cualquier circunstancia; de hecho, el PSOE rechaza de plano la reforma del mercado de trabajo emprendida con gran decisión y sin eludir los riesgos por parte del PP. Sin embargo, que en cuestiones cruciales para España y en momentos de convulsión económica y social se dé un entendimiento entre las fuerzas que casi aúnan el 75% del electorado lo consideramos un avance sustancial que debe contribuir a que las reformas que se están emprendiendo logren el objetivo perseguido: superar la crisis de la mejor manera posible.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios