La ventana

Luis Carlos Peris

Creando afición en el Salvador

BRILLABA y hasta calentaba el sol en la vertical del Salvador en un mediodía sabatino precioso, sin nada que ver con la temporada gallega que hemos soportado a base de chaparrones más o menos inopinados. Digo que brillaba el sol en una plaza habitualmente llena de gente que cervecea y que combina la ensaladilla de la Alicantina con los chicharrones de la taberna de enfrente. Pero esta vez el lleno no tenía que ver con bebercio ni comercio, sino con una convocatoria muy distinta. Un valiente de Málaga y un artista de Sevilla andaban en la tarea pedagógica de enseñarle a los chavales que así lo querían a coger los avíos. Los avíos son capote y muleta con los que crear arte delante del toro, pero ahí en el Salvador era sin toro. Toreo de salón que atrajo mucho la atención de viandantes y de personal que fue a tiro hecho. Una forma de crear afición y de que la llama no se apague.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios