Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Decepción, pero con matices

Acabó el año con fracaso de los dos, pero sin que la situación del Sevilla tenga algo que ver con la del Betis

DECEPCIÓN generalizada para rematar el año futbolístico. Decepción que sorprende en el Sevilla y que se hace irritante norma en el todavía Real Betis Balompié. Decepción en Nervión por la confirmación de que la sangría de puntos que se padece en casa no para y decepción en Heliópolis porque las rachas triunfales van a cuentagotas, de uno en uno, que no hay forma de que el equipo ligue varios triunfos seguidos. Claro que no son comparables ambos problemas, pues, a pesar de todo, sigue siendo tercero el Sevilla en Primera mientras que el Betis no es capaz de asirse a esa zona que da derecho al retorno.

Cronológicamente, lo del Sevilla, esa pérdida de jerarquía a favor de querencia y ante rivales de nivel sensiblemente inferior. Tengamos en cuenta que por Nervión sólo pasó un superior, el Realísimo, y que los puntos idos se los llevaron Espanyol, Málaga, Valladolid y Getafe, que no son nadie en comparación con este Sevilla que se postuló con argumentos que parecían sólidos como alternativa a los dos colosos. Así como de viajero sigue mostrando su indiscutida solvencia, Nervión ha aparcado su carácter de fortín y está surgiendo como inquietante asignatura pendiente que algún día habrá de aprobar para que los objetivos no corran peligro.

...y el Betis. Nuevo jarro de agua fría para una afición que estuvo numerosamente representada en la fría mañana de Anoeta. Ni en el campo ni en los despachos muestra el pobre Real Betis Balompié unas mínimas constantes vitales. Si el equipo, con el balón por medio, se muestra incapaz de llevar las riendas de partido alguno como visitante, vaya tela los arbitrajes. El vacío institucional de un club que no está representado en cenáculo alguno de nuestro fútbol hace que el equipo tenga que sufrir en la yerba los desmanes de un estamento, el arbitral, que no le profesa afecto alguno. Cornada gorda de ambos, pero con partes facultativos de muy distinto pronóstico.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios