El mordisco en la manzana

Aurora Muñoz

¿Democráticos o uniformados?

QUÉ levante la mano aquel que no tenga en su armario alguna prenda de Zara! Ellos son los últimos rebeldes que no han sucumbido a la colonización del Grupo Inditex, un gigante económico que mantiene la cadena de tiendas Stradivarius, Massimo Dutti, Pull and Bear y Oysho, entre otras. Hay quien lo ha denominado "el imperio donde nunca se pone el sol", en referencia a las sucursales que tiene la empresa en países tan remotos como Japón, Hong Kong y Tailandia. Esto quiere decir que medio mundo viste de Zara. Incluso las famosas. El último ejemplo lo vimos en Sevilla esta misma semana, con Paulina Rubio paseándose alegremente por el centro de la ciudad con unas bolsas de la cadena.

Diseñadores como David Delfín se han posicionado a favor de lo que ellos llaman "la democratización de la moda", ya que en su opinión es imposible que se produzca un "efecto mimético". "Aunque todo el mundo usase las mismas prendas, cada persona le dará un toque diferente", comentaba el malagueño durante una entrevista a este periódico, fiel a su filosofía optimista: "Eres tú quien transforma a la ropa, no ella a ti", me dijo.

Ágatha Ruiz de la Prada no es tan positiva y considera que nos falta creatividad. "Lo bonito de la arquitectura es que cuando contemplas un edificio, puedes reconocer en seguida si se trata de una construcción románica, gótica o barroca por sus elementos, pero las personas son un lienzo en blanco. Actualmente la gente se viste de manera muy parecida, no puedes ver su personalidad por ninguna parte", me comentaba hace apenas unos días.

Imaginen por un momento que en cada casa, de la misma forma que puede haber un ordenador personal, hubiera una máquina de coser con la que poder hacer nuestro propia ropa: Todo el mundo vestiría a su modo y la frivolidad de las pasarelas sería cosa del pasado. Por fin, la ropa se adaptaría nuestro cuerpo y no al revés. Imaginen lo imposible y tal vez un día, se haga realidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios