editorial

Editorial: Del Nido sigue pese a su condena

LA Audiencia Provincial de Málaga ha sentenciado en el caso Minutas a penas de siete años y medio de prisión por un delito continuado de fraude en concurso con otros de prevaricación y malversación al ex alcalde de Marbella Julián Muñoz y al abogado y presidente del Sevilla, José María del Nido. Además, les obliga a pagar al Ayuntamiento de Marbella una indemnización de casi seis millones de euros por los daños causados a las arcas municipales durante el periodo 1999-2003. Si en el caso de Muñoz llueve sobre mojado, la pena a Del Nido le coloca en una complicada situación para seguir al frente de la entidad futbolística sevillana, aunque él ha optado por continuar en el cargo. El tribunal hace suyas las tesis del fiscal en un durísimo fallo en el que asegura que "descapitalizaron" el Consistorio en "su propio interés" mediante el abono al letrado de unos honorarios millonarios por unos servicios que en realidad eran "meros pretextos" para justificar las abultadas facturas. Y recuerda que la contratación de Del Nido se realizó sin respetar las más elementales normas administrativas. La condena pone luz sobre una teórica segunda fase del gilismo, que continúa con las mismas prácticas corruptas como el sistemático saqueo al Ayuntamiento marbellí gracias a un entramado de empresas municipales ajenas a cualquier control técnico y político. Pero con nuevos protagonistas. La ruptura entre Jesús Gil y su hombre de confianza, José Luis Sierra, tras el fugaz paso de ambos por la cárcel por el llamado caso Camisetas, posibilitó la llegada de Del Nido a Marbella para dirigir desde el Club Financiero esa red societaria. El paso atrás en aquellas fechas de Gil en favor de Julián Muñoz permitió que asomara este nuevo tándem. La condena otorga valor a organismos como el Tribunal y la Cámara de Cuentas, cuyo sólido trabajo ha permitido estos frutos. Accionistas, socios y aficionados sevillistas habrán de valorar ahora la polémica decisión de José María del Nido de seguir en la presidencia dañando objetivamente la imagen de uno de los clubes más señeros del fútbol español.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios