Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Envidia cochina de los ingleses

Quizá atropellen ellos la razón, pero esta falta de fútbol nos acarrea un insufrible síndrome de abstinencia

PARA los que nos enganchamos al fútbol con la niñez y que seguimos de irredentos a pesar de las circunstancias, el maratón de partidos que en estos días tienen los ingleses nos corroe de envidia, qué le vamos a hacer. Comprendemos a los futbolistas, que lograron estas bien ganadas vacaciones navideñas, pero que dejan al aficionado con un síndrome de abstinencia de no te menees. Ya ni siquiera nos hace de paliativa metadona lo de las selecciones autonómicas, que este año sólo ha jugado Cataluña y con unas consecuencias económicas terroríficas a pesar de enfrentarse con la siempre atractiva Argentina.

Y desde esta insoportable sequía futbolera vemos cómo se llenan hasta el tejado los estadios de Inglaterra. Hoy es el Boxing day, el día en que los señores les daban el aguinaldo a sus criados y que se ha extrapolado al fútbol como suculento regalo de Navidad para esas legiones de hinchas que acuden llevando a sus hijos de la mano en este tiempo de vacaciones escolares. Desde hoy, en que se celebra el Boxing day, hasta el día de Reyes, se libran dos jornadas de la Premier, una de la FA Cup, la ida de las semifinales de la Copa de la Liga y dos partidos pendientes del campeonato inglés, casi nada, mientras aquí nos arañamos la cara frente al televisor.

Puede que los futbolistas tengan razón y que estas vacaciones les sean beneficiosas para un mejor rendimiento posterior. La historia del trabajo está plagada de conquistas que fueron cayendo según caían tacos de almanaque y también que sólo Inglaterra continúa conduciendo por la izquierda y teniendo fútbol de verdad por Navidad. Quiere decirse que quizá sean los ingleses los que atropellan la razón, pero nos pasa como a los fumadores que ahora persiguen con tanta saña, que el síndrome de abstinencia se hace insoportable para los enganchados a un fútbol que se nos escamotea precisamente cuando más personas están desocupadas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios