La ventana

Luis Carlos Peris

Erradicar las sillitas, un problema

VAMOS a ver cómo se le pone el cascabel a ese gato que se ha venido arriba y que saca las uñas con una tremenda facilidad. Dice el Ayuntamiento que prohibirá el uso de sillitas en lugares donde se haga imposible una evacuación. No es fácil erradicar algo que ha ido creciendo de manera tan alarmante y que convierte algunos puntos de la ciudad en auténticas ratoneras. La bulla en la Semana Santa de Sevilla era modélica hasta hace dos telediarios y hasta parecía que era el fruto de muchas horas de ensayo. La bulla en Sevilla no es que fuese una maravilla, pero sí que era digerible y nunca génesis de situaciones peligrosas para la integridad de nadie. Ahora, con las dichosas sillitas, la bulla es un factor de riesgo indudable y me parece bien que se prohíba el uso del artilugio, pero hacer cumplir esa norma ya no lo veo tan fácil. Ojalá me equivoque, pero me da que no.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios